La justicia civil condenó al Estado mendocino a pagarle a un joven, que cuando tenía 19 años, fue embestido por la policía en San Martín.


La Justicia Civil condenó al Estado de Mendoza a indemnizar con casi un millón de pesos a un joven, que cuando tenía 19 años, fue brutalmente atropellado por la policía durante una persecución en San Martín. 

El hechos ocurrió en la tarde del 22 de julio del 2017, cuando Franco Matías Burgoa, quien por ese entonces tenía 19 años, se encontraba sentado en la vereda de calle Pueyrredón al 1500, en San Martín. 

Cuando llegó la Policía al lugar, ya que Burgoa había sido denunciado por vecinos, dos agentes e intentaron detener al joven, quien arrojó un arma al piso y escapó corriendo. En la persecución, el móvil embistió de atrás al joven, aprisionándolo contra un poste de luz.

La jueza María Violeta Derimais entendió que el accionar de los efectivos fue excesivo y que la actitud tomada por el joven, quien había sido sorprendido con un arma de fuego, no demandaba semejante violencia por parte de los policías.

Así firmó una indemnización de $739.749, cuyo monto podría superar el millón de pesos teniendo en cuenta los intereses ocasionados desde el día del hecho a la fecha de la sentencia. Sitio Andino.




Comentarios