Los mendocinos se agolparon a comprar mercadería para "stockearse" en caso de una cuarentena obligatoria.


En Mendoza no hay casos confirmados de coronavirus (Covid-19) y el Gobierno tomó medidas para evitar el contagio y la propagación de la enfermedad, sin embargo los ciudadanos colapsaron los supermercados y mayoristas para “abastecerse”, ante una posible cuarentena. La situación se volvió incontrolable y tensa en algunos lugares en los que tuvo que intervenir la Policía.

Pese a las recomendaciones y a la advertencia de las autoridades, este lunes los mendocinos se agolparon a los supermercados para comprar y acopiar mercadería en caso de que el Gobierno declare una cuarentena obligatoria en los próximos días.

Supermercados y mayoristas colapsados.

En un mayorista de la provincia estiman que las ventas desde el deben haber duplicado las que tendrían en esta época. Y, desde una cadena de supermercados aseguran que alcanzaron cifras equivalentes a las de su gran evento de descuento, y comparables quizás a las ventas de fin de año, según informó Los Andes

Uno de los lugares en los que se vivió un clima tenso fue en el mayorista Oscar David donde desde temprano tuvieron que organizar el ingreso, el que tuvo que ser por tandas. En algunos momentos la situación fue incontrolable y hubo peleas entre personas por lo que tuvo que intervenir personal policial.

En los ingresos se evidenciaron largas filas.

Las personas se tiraban los carros encima, hubo insultos y muchas familias compraron más productos de los que podrían llegar a necesitar, lo que generó el malestar de los otros compradores al ver que las góndolas “se vaciaban”.

Los efectivos regularon el ingreso y el egreso de clientes -si salían 5 clientes entraban 5- y desde el mayorista pidieron que cada uno lleve lo que necesite y que no compren demás, pidiendo conciencia.

Otro de los problemas fue la aglomeración de personas, la presencia de niños y de adultos mayores, situación contraproducente respecto de las medidas adoptadas por el Gobierno, desde donde solicitaron el aislamiento y tomar todos los recaudos de higiene y cuidado personal.

Los mendocinos buscaron “stockearse”.

La misma situación se vivió en otros supermercados de la provincia en los que no intervino la policía, no hubo controles de ingreso de personas al salón y colapsaron las líneas de cajas con la gran cantidad de personas que buscó “stockearse” de mercadería.




Comentarios