Las previsiones del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) dan cuenta de una jornada en la que las precipitaciones comenzaron desde la madrugada, aunque no necesariamente causarán un descenso en la temperatura, ya que se aguardan 19 grados en la mañana.

Por la tarde las condiciones se mantendrán con viento desde el sector este de intensidad leve, una temperatura de 22 grados y un 40 por ciento de probabilidad de lluvias, que serán aisladas.

En la noche el tiempo atmosférico mostrará una mejoría para completar en la mañana del viernes un despeje total del cielo y un nuevo ciclo de aumento en el calor.