En plena pandemia, dos emprendedores marplatenses le dieron vida a Aslo Happy Homes, un proyecto que tiene como objetivo cubrir una necesidad de muchos propietarios que solo quieren vacacionar y relajarse en sus viviendas.

Estos emprendedores llevan el mantenimiento preventivo de viviendas para que sus propietarios lleguen a vacacionar sin tener que ocupar su tiempo en reparaciones.

Llegar a descansar y encontrar: un caño roto, la cerradura trabada, problemas y filtraciones en los techos, humedad en las paredes y olor a encierro, una ventana forzada y ver que entraron a robar, o simplemente el jardín deteriorado. Esos son algunos de los inconvenientes que tienen los dueños de casas de descanso o fin de semana en la Costa Atlántica, al momento de volver luego de mucho tiempo, y más en el contexto actual.

Estos emprendedores llevan el mantenimiento preventivo de viviendas para que sus propietarios lleguen a vacacionar sin tener que ocupar su tiempo en reparaciones.

Marcos Bedini y Darío López han vivido experiencias como estas, donde el tiempo que creían destinado al descanso fue ocupado en realizar reparaciones y al momento de finalizar ya había que regresar. Por eso decidieron encarar este proyecto que se encarga del mantenimiento preventivo de viviendas de descanso, porque alguien tiene que cuidar estas casas hasta el regreso.

La gran mayoría de la gente que llega a disfrutar de unos merecidos días de descanso, después termina ocupando su tiempo de relax en restaurar cosas de la vivienda ya que hace mucho no se usa y nada funciona de la manera debida.

Estos emprendedores llevan el mantenimiento preventivo de viviendas para que sus propietarios lleguen a vacacionar sin tener que ocupar su tiempo en reparaciones.

Además, con la llegada de la pandemia, fueron muchos los propietarios que estuvieron imposibilitados de movilizarse a sus casas, algo que dejó en evidencia lo que sucede con las viviendas cuando pasan muchos días sin concurrir.

El trabajo de Aslo es ser los ojos del no residente: realizar visitas periódicas y revisar el funcionamiento mediante un proceso sistematizado casa por casa. Además de los chequeos rutinarios, personalizan el servicio porque si algo entienden estos emprendedores es que cada vivienda es única.

Los trabajos se realizan en el tiempo en que el propietario no está en la casa. De este modo, al llegar, tendrá su vivienda en orden y lista para un merecido descanso.

Esta innovadora propuesta se convirtió en una verdadera solución, no solamente para los propietarios que estén lejos de la Costa Atlántica, sino también para los residentes de esa zona y que tienen casas en alquiler o también para descansar, y prefieren que otro se ocupe del “trabajo duro”.

Estos emprendedores llevan el mantenimiento preventivo de viviendas para que sus propietarios lleguen a vacacionar sin tener que ocupar su tiempo en reparaciones.

Si bien Marcos y Darío son marplatenses, su área de cobertura abarca gran parte de la Costa Atlántica como Santa Clara, Mar Chiquita, Chapadmalal, Miramar, y Sierra de Los Padres, entre otros puntos.

Aslo Happy Homes, tiene detallado en su página web (aslo.ar) el tipo de servicios y maneras de contratarlo. A su vez, pueden acceder a través de las redes sociales del emprendimiento, donde también se encuentran detalladas algunas imágenes que reflejan el trabajo realizado por todo el equipo de mantenimiento.