La Unión del Comercio, la Industria y la Producción (UCIP) de Mar del Plata, manifestó que las recientes decisiones del gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), sobre el adelanto de la finalización de las vacaciones escolares perjudica seriamente a todos los destinos turísticos del país y especialmente a toda la Costa Atlántica.

El presidente de UCIP de Mar del Plata, Blas Taladrid, dialogó al respecto con Vía País Mar del Plata y llamó a la reflexión a las autoridades del gobierno porteño.

“La pandemia generó en todo el mundo una gran cantidad de inconvenientes, en primer lugar, la pérdida de vidas y las complicaciones en la salud de las personas, seguido por complicaciones económicas.  Mar del Plata no fue ajeno a ello, y desde el inicio de la pandemia a lo largo del 2020 no recibió turismo, recuperando un poco en la temporada anterior pero lejos de ser como las temporadas estivales anteriores”, aseguró Taladrid sobre cómo se vio afectado el sector comercial en el último año.

Y destacó que “a partir de mediados de 2021 la actividad comenzó paulatinamente con fines de semana y vacaciones de invierno, sobre todo con el turismo de proximidad, y pusimos una gran esperanza en este verano que estamos transitando con números de arribos muy alentadores. La CABA es uno de los mayores emisores turísticos que recibe nuestra ciudad históricamente, y más aún en pandemia donde el turismo interior se incrementó y particularmente el turismo interno de proximidad. Necesitamos poder extender lo más posible este buen momento. No podemos desconocer que no solo afecta a nuestra ciudad sino también a la costa atlántica y al turismo interno en general”.

“En este sentido la interrupción de las vacaciones de los estudiantes para volver a las aulas el 21 de Febrero implica, por un lado que las familias con chicos en edad escolar deban retornar antes a CABA, pero también los docentes deben incorporarse en los primeros días a sus actividades laborales. Además, esto hace peligrar el éxito del fin de semana de carnavales que podrían dar un corolario perfecto a los buenos resultados que mencionaba antes”, sostuvo.

El reclamo sobre el inicio de clases es un tema que, desde la UCIP vienen poniendo en agenda desde hace más de una década y el contexto de pandemia puede profundizar su impacto en el comercio local.

Sobre esta cuestión, Blas Taladrid destacó que “en este mismo contexto no dejamos de reconocer que la educación se vio afectada por la pandemia de COVID 19 y creemos que las autoridades educativas están abocadas a recuperar lo perdido en estos años, pero creemos que no siempre es directamente proporcional la cantidad de días de clase con la calidad de lo que nuestros hijos aprenden. En este caso particular, este año, pensamos que 5 días más de clase y sus correspondientes contenidos curriculares se pueden distribuir perfectamente en el año. Todos recordamos que hace algunos años atrás las clases comenzaban el 15 de marzo y se lograba, en el transcurso del año escolar, incorporar todo el contenido de los programas de estudio. Por eso llamamos a la reflexión a las autoridades del gobierno de CABA para que tengan en cuenta por todo lo que pasamos comerciantes y empresarios de la Costa Atlántica y elaboren una estrategia para que esos contenidos se puedan adecuar a un cronograma que comience el 2 de marzo”.

Por otra parte, el empresario marplatense subrayó que “las actividades de turismo receptivo funcionan con público. Si el público no está, todo ese entramado desaparece inmediatamente. Todas las actividades que se programaron para este verano en Mar del Plata se hicieron con una previsión de 2 meses completos de temporada, más el fin de semana extralargo de carnaval. Si los veraneantes deben interrumpir sus vacaciones todo lo que se programó para recibirlos pierde sentido. Comerciantes y empresarios han tomado personal para brindar servicios acordes a lo que los turistas esperan de Mar del Plata. No solo se pierden fuentes de trabajo, se pierden retorno de inversiones, insumos y la esperanza que todos teníamos de recuperar parte de las pérdidas de tantos meses”.

Por último, Taladrid realizó un balance de los primeros 20 días de la temporada estival en la costa atlántica.

De acuerdo a los datos oficiales que disponemos en cuanto al arribo de turistas la temporada es muy buena, hemos vuelto a los números prepandemia. La semana pasada el clima ayudó mucho a los empresarios vinculados a los servicios de playa, ya que el intenso calor hizo que la gente se vuelque a la costa durante muchas horas del día. Esta semana con tiempo más fresco beneficia a los comerciantes de los centros comerciales a cielo abierto, ya que se camina más, se recorre y eso genera ventas, de todos modos, la gente está muy cuidadosa con sus gastos. Mar del Plata tiene oferta para todos los poderes adquisitivos, eso la convierte en la número uno en la preferencia del público. Como decimos habitualmente, más allá de que alguna condición, como la climática, beneficie más a algún sector en algún momento determinado, lo importante es que el dinero que se gasta en la ciudad luego derrama a otros sectores.  La expectativa es muy buena, ojalá el clima siga colaborando para que todos podamos trabajar y que las autoridades de CABA escuchen nuestro pedido”, concluyó.