Decenas de vecinos del barrio Belisario Roldán se reunieron la tarde del martes en un terreno baldío y organizaron un partido de fútbol. A partir de una denuncia policial, efectivos de policía llegaron para dispersar a los infractores de la cuarentena -ya que en Mar del Plata están prohibidas las actividades recreativas- y les repondieron a los piedrazos.

Según publicó Ahora Mar del Plata, los policías llegaron al barrio periférico de Mar del Plata, comenzaron a disuadir a los jugadores que incumplían las medidas sanitarias inherentes a la prevención de contagios de coronavirus mediante un altavoz y fueron reprendidos con gritos que a los pocos minutos se tornaron en una pedrada.

Los policías se resguardaron tras el móvil y pidieron refuerzos a la calle Coronel Vidal y Calabria, donde aguardaron a sus compañeros y lograron controlar la situación.

El fútbol fue noticia en Mar del Plata semanas atrás cuando otros jóvenes, aquella vez en el barrio Las Heras, organizaron otro partido en una plaza y también se remite al encuentro deportivo en Villa Azul, que muchos sindicaron como foco de los contagios en dicha localidad.

Cabe remarcar además que este martes el intendente Guillermo Montenegro elevó el pedido a la Provincia para que se permita el deporte al aire libre, aunque aún no están contemplados este tipo de actividades como el fútbol.