Personal del Ente Municipal de Vialidad y Alumbrado realiza un trabajo de señalización en las veredas de la ciudad para indicar la distancia que deben tener los peatones entre sí


Los comerciantes minoristas de Mar del Plata cumplieron este miércoles la segunda jornada de la reapertura administrada de sus negocios, de acuerdo con protocolos vigentes para el combate de la pandemia de coronavirus.

El permiso de apertura comenzó a regir en un primer momento por un plazo de 72 horas concedido por el municipio de General Pueyrredón, mientras se espera la aprobación definitiva de las autoridades provinciales y nacionales.

Los peatones y clientes, antes de entrar a algún comercio, están obligados a respetar el distanciamiento de un metro y medio, usar tapaboca y respetar las señales colocadas por el organismo local.

Personal del Ente Municipal de Vialidad y Alumbrado (EMVIAL) realiza desde este martes un trabajo de señalización en las veredas de la ciudad para indicar la distancia que deben tener los peatones entre sí mientras circulan o esperan frente a los negocios.

La señalización es evidente en las arterias comerciales, como las calles Güemes y la peatonal San Martín, y continuará en otras zonas comerciales sobre las calles Rivadavia, San Juan, Alem y Avenida Juan B. Justo.

De acuerdo a un relevamiento hecho por la agencia de noticias Télam, tanto comerciantes como clientes se mostraron conformes con la situación.

Ariel Leguizamón, dueño de un local de fotografía de la calle Güemes, contó que “la gente está entrando y comprando, tanto cámaras de fotos como auriculares, parlantes y hasta trípodes para poder sostener los celulares a la hora de hacer videollamadas”.

Por su parte, Celeste Strubinetti, empleada de una perfumería, señaló que “la gente está siendo mucho más prudente que cuando se hizo la prueba piloto, semanas atrás. Ya tiene incorporado el ingreso con tapaboca y mantiene el distanciamiento entre los clientes y los vendedores”. 

“Los que más se ha vendido desde ayer, que volvimos a abrir, son tinturas para el cabello, artículos de higiene personal y algún que otro maquillaje y perfume”, añadió.

Gustavo Loturco, propietario de una óptica se mostró confiado en “que estas 72 horas de prueba van a funcionar, debido a que la gente ha tomado conciencia de que solo se sale a comprar y no para pasear”.

Mientras tanto, Martina, una joven de 18 años que caminaba por la peatonal San Martín con un par de bolsas en sus manos, puntualizó que aprovechó “para salir y comprar ropa de abrigo y medias, teniendo en cuenta que se acercan los días de invierno”.




Comentarios