A pesar de la colocación de carteles, los guardavidas de la zona sur de Mar del Plata consideran que no son suficientes y tienen que advertir a los turistas.


En medio de una seguidilla de días de playa, los guardavidas de la zona sur de Mar del Plata advirtieron que la cartelería que alerta por derrumbes en la zona de Acantilados es insuficiente y que son ellos quienes tienen que disuadir a los turistas de buscar zonas de sombra peligrosas por desprendimientos.

El secretario adjunto de la Unión de Guardavidas Agremiados, Luciano Grimaldi, quien vigila las costas en uno de esos balnearios, dijo a El Marplatense que “hace varios años que se vienen haciendo desprendimientos continuos en la zona sur de la ciudad y lo vemos con preocupación”.

El referente de los guardavidas instó a que la cartelería se renueve y se incremente. “Tampoco vemos campañas de concientización por parte del estado provincial ni municipal”, alertó, al tiempo que graficó que “hay 10 u 11 carteles en 45 km”.

“Les pedimos a todos los vecinos y turistas que no se pongan cerca de los acantilados, porque son altamente peligrosos y tienen mucha probabilidad de que se derrumben para tratar de evitar accidentes”, concluyó.

En 2018 fue noticia nacional la muerte de Emma, quien falleció producto del derrumbe de un acantilado en la zona norte marplatense.

Los padres de Emma donaron aerosoles y palas para señalizar el peligro del acantilado que mató a su hija. (Archivo)




Comentarios