El fiscal de Flagrancia Eduardo Amavet le labró una causa por el delito de portación ilegal de arma de fuego.


Un hombre de 68 años fue detenido en las últimas horas por la Policía luego de que varias personas llamaran al 911 y advirtieran que iba caminando por la calle exhibiendo un revólver calibre .38.

Según detalló 0223, efectivos del Comando de Patrullas Norte redujeron al jubilado en la intersección de Garay y Termas de Río Hondo, siendo posteriormente trasladado a la Comisaría 12ma.

De acuerdo al parte policial, el hombre tenía encima un revólver marca Colt calibre .38, con seis alveolos en su interior con dos vainas servidas, por lo que se le labró una causa por el delito de portación ilegal de arma de fuego.

Intervino en el hecho el fiscal de Flagrancia Eduardo Amavet, quien ordenó su alojamiento en la alcaidía penitenciaria de Batán hasta que preste declaración indagatoria.




Comentarios