Los "cerveceros" se enfrentarán con Atenas en los playoffs.


Peñarol venció este domingo, en un emotivo clásico marplatense que necesitó de un tiempo suplementario, por 95 a 89 a Quilmes, que ahora jugará con Atenas de Córdoba para evitar el único descenso en la Liga Nacional de Básquetbol (LNB).

Los “cerveceros” necesitaban imponerse como mínimo por cinco puntos a Peñarol, que los había vencido por cuatro unidades en la primera rueda, para condenar a los “milrrayitas” a jugar con Atenas por no descender de categoría.

Pero las chances de Quilmes se consumieron en los cinco minutos suplementarios, donde la gran tarea de Lucas Ortiz, goleador del partido con 29 tantos, resultó insuficiente para evitar que ahora, en un mano a mano definitorio, marplatenses o cordobeses terminarán abandonando la élite del básquetbol argentino.






Comentarios