La situación judicial de Juan Ignacio Buzali, el esposo de la diputada bonaerense Carolina Píparo, se complicó luego de que se conociera un video que se convirtió en un elemento central en la causa, según fuentes allegadas al caso.

En la grabación, se ve a varias motos que circulan a diferentes velocidades. Detrás de ellas, pasa el auto de Buzali a “una alta velocidad” y arrastra a los motociclistas durante 300 metros, provocándole heridas en la cabeza a Luis Lavalle, el joven que conducía la Honda Tornado.

Según una fuente cercana a la investigación, “fue clave la pericia planimétrica accidentológica y un video que demuestra que Buzali embistió a los motociclistas desde atrás de lleno”, para que la jueza de Garantías platense Marcela Garmendia ordenara su arresto.

Este sábado, Buzali admitió ante la Justicia haber embestido con su auto a dos motociclistas en la madrugada de Año Nuevo en La Plata, aunque sostuvo que se trató de “un infortunio y un accidente”. Aseguró que “jamás” quiso ”lastimar a nadie”, y que, al momento del suceso, estaba “nervioso, abrumado y temeroso”, aunque “no enojado”.

Los abogados de las víctimas adelantaron que pedirán la imputación de la legisladora como “coautora” del doble homicidio en grado de tentativa, por considerar que tiene una participación secundaria, informaron fuentes judiciales.

Durante una audiencia que se extendió por más de cinco horas (desde las 12.30 hasta las 18.15 horas), Buzali, que se encuentra detenido desde el viernes, cuando fue esposado en su domicilio particular del country Grand Bell de la localidad platense de City Bell, fue indagado por la fiscal platense a cargo de la causa, María Eugenia Di Lorenzo, quien le imputa el delito de “doble homicidio en grado de tentativa” en perjuicio de Luis Lavalle, de 23 años, y un adolescente de 17 años.

Sobre la declaración indagatoria, la fiscal dijo que el imputado “se ubica en el lugar, da su relato de cómo pasó y afirma que los atropelló (a los dos jóvenes)”, aunque sobre ese punto radican las diferentes posiciones, ya que “para el Ministerio Público fue una tentativa de homicidio” y para la defensa es un hecho “culposo”.

Al retirarse de los tribunales platenses tras la diligencia, Di Lorenzo sostuvo, en diálogo con los medios locales, que el esposo de Píparo afirmó “que no estaba alcoholizado” al momento del hecho. Al ser consultada sobre si hay elementos para sostener una posible imputación a la legisladora aseguró que “por el momento no”, aunque “la causa sigue investigándose con testimoniales y elementos de pruebas que agreguen a la causa”.

Buzali ingresó cerca de las 9.30 horas este sábado a la sede judicial situada en calle 54, entre 6 y 7 de La Plata, sin hacer declaraciones a la prensa, esposado y custodiado por dos agentes policiales que lo trasladaron desde su lugar de detención en la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) local, adonde fue nuevamente conducido tras la indagatoria.

”¿Cómo se puede pensar que una persona quiere matar cuando sale a seguir a unas personas llamando al 911? ¿Cómo voy a querer matar a alguien cuando lo que queríamos es que llegara la policía con un operativo cerrojo y se detenga a las personas que seguimos?”, subrayó Buzali en un tramo de la declaración a la que accedió Télam.

Este sábado por la tarde, Fernando Burlando, uno de los abogados que representa al imputado, informó a la prensa que ya “realizó dos pedidos de excarcelación” y que su cliente “reconoció que había actuado mal”, que se trató de un “error” y que está “compungido y arrepentido por la situación y todo lo sucedido”.