Personal del ministerio de Seguridad bonaerense desarticuló una fiesta clandestina con unas 1.500 personas en la zona de Plaza Malvinas, en La Plata, que fue denunciada por vecinos en la madrugada del domingo.

La Policía trató de persuadir a los jóvenes para que dejaran el lugar, explicando por qué esas reuniones no están permitidas. Además, según se informó, no mantenían el distanciamiento social indicado por las auroridades sanitarias y tampoco usaban tapabocas.

En los operativos, tuvo que intervenir personal del SAME porque un joven se desplomó en el piso producto de un coma alcohólico y fue derivado a un centro asistencial.

También se intervinieron comercios sobre diagonal 74 por no respetar las capacidades máximas (Foto: La Capital)

Las autoridades también debieron intervenir comercios sobre diagonal 74 por no respetar las capacidades máximas autorizadas. Lo mismo sucedió en la zona de la avenida 137, entre 59 y 60, en el barrio de Los Hornos.

"Entendieron la situación, los persuadimos, les explicamos la gravedad de la situación y se fueron retirando en forma ordenada", explicó Marcelo Montero, Director Provincial de Seguridad bonaerense.

Por otra parte, personal de la Municipalidad clausuró kioscos y comercios que vendían bebidas alcohólicas fuera del horario permitido.

Foto de portada: Gentileza Infocielo