La Municipalidad de La Calera informó que la planta potabilizadora de la ciudad ha decidido suspender el proceso de potabilización debido a los altos niveles de turbiedad en la captación del Río Suquía.

Durante la tarde se registró una abundante caída de agua durante las lluvias en la región, ocasionando el arrastre de cenizas y basuras de las montañas, consecuencia de los incendios forestales de meses atrás.

Por tal motivo, el servicio de distribución de agua potable se verá restringido hasta que se normalice el ingreso desde el río. Se pide a los vecinos utilizar el agua para las necesidades básicas, evitando el derroche de la misma.

Esta planta potabilizadora provee de agua potable a todo el Corredor Sierras Chicas, por lo que no se descarta una restricción del servicio en las localidades que integran el corredor.

La crecida trajo barro y cenizaDiario La Calera