Una vez más el desempeño del perro Kuai fue determinante para desarticular una maniobra de narcotráfico en la frontera de Jujuy con Bolivia, ya que con su olfato entrenado el animal descubrió un cargamento de más de 30 kilos de cocaína oculto en el vano motor de un vehículo de alta gama que proveniente de Perú pretendía ingresar a territorio argentino.

//Mirá también: Un perro descubrió millonario contrabando en La Quiaca

De acuerdo a lo declarado por el conductor, el destino final de su viaje era la provincia de Córdoba, dijeron fuentes cercanas al operativo.

En el vano motor de la camioneta procedente de Perú se encontró una caja metálica que contenía parte del cargamento de droga. Foto: Prensa DGA

La droga fue detectada durante un operativo de rutina realizado en el paso fronterizo que une la localidad boliviana de Villazón con la ciudad jujeña de La Quiaca, por la Dirección General de Aduana (DGA) con la participación de agentes de la Gendarmería Nacional Argentina.

Para el procedimiento se requirió los servicios del perro Kuai, perteneciente al cuerpo de canes entrenados para las tareas de control y fiscalización de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

EL INFALIBLE OLFATO DE KUAI

El vehículo sometido a control fue una camioneta Great Wall Haval H6 que provenía de Perú, la cual fue requisada cuando su conductor pretendía cruzar el puente internacional “Horacio Guzmán” que une la localidad boliviana de Villazón con La Quiaca, situada a 284 km al norte de la capital San Salvador de Jujuy.

Kuai frustró el intento del narcotráfico de ingresar al país un cargamento de más de 32 kilos de cocaína hallado en el motor de una camioneta procedente de Perú. Foto: Prensa DGA

Las fuentes relataron que cuando se sumó Kuai a la tarea, el perro olfateó el interior y la parte trasera del vehículo sin detectar ninguna anomalía, pero en cambio al ser llevado por su guía hacia el frente, se detuvo en el sector del motor y comenzó a marcar claramente el área del radiador.

Con ese indicio, los agentes aduaneros procedieron a desmontar el paragolpes, lo que dejó a la vista un total de 34 paquetes de color gris, algunos adosados y otros ocultos dentro de una caja rectangular de aluminio, especialmente acondicionada para pretender disimular el cargamento de droga.

El contenido de los “ladrillos” fue sometido a reactivos químicos para la prueba denominada “Narcotest”, la que dio positivo para todas las muestras extraídas de los paquetes, que una vez pesados arrojaron como resultado un total de 32,5 kilogramos de cocaína.

//Mirá también: “Tati” lo hizo: olfateó 12 kilos de cocaína, en Jujuy

La prueba de campo dio positivo para cocaína en los paquetes extraídos del vehículo requisado. Foto: Prensa DGA

La DGA presentó la denuncia ante la Unidad Fiscal Federal de Jujuy y el sujeto que conducía y transportaba la droga quedó detenido.

El eficaz perro Kuai ya había sido noticia en enero pasado cuando detectó el contrabando de una suma superior a los 370 mil dólares en el equipaje de un grupo de personas que intentaba llegar a Bolivia por el paso fronterizo La Quiaca-Villazón.