En un encuentro que tuvo lugar en el Palacio San Martín, en Buenos Aires, el canciller Felipe Solá le pidió a su par de Japón, Toshimitsu Motegi, que la automotriz Toyota avance en el país con la fabricación de baterías de litio de origen jujeño, como parte del desarrollo de la cadena de valor vinculada a la electromovilidad.

Al referirse a la reunión que mantuvo con Motegui, el Ministro de Relaciones Exteriores argentino dijo que abordaron varios temas vinculados a la comercialización de carne vacuna, la industria automotriz, y en sectores estratégicos como en energía, minería y agroalimentos.

“En reunión con el canciller Motegi le pedí que Toyota Tsusho, que está trabajando en Jujuy en la extracción de litio, dé un paso hacia la fabricación de baterías de todo tipo acá”, afirmó Solá a través de su cuenta de Twitter.

El canciller Felipe Solá recibió en el Palacio San Martín a su par de Japón, Toshimitsu Motegi, a quien pidió que Toyota avance en la fabricación de baterías de litio en la Argentina.(Prensa Cancillería)

En ese sentido, el titular del Palacio San Martín aseguró que “si el futuro son los autos eléctricos, el país puede ser un gran exportador” de las baterías de litio, componente esencial de los nuevos vehículos.

Toyota Tsusho posee el 25% del proyecto minero Sales de Jujuy, de extracción de litio en el salar de Olaroz -270 km al sudoeste de San Salvador de Jujuy-, en asociación con la minera Orocobre, que posee el 66,5% y Jujuy Energía y Minería Sociedad del Estado (Jemse), tenedora del 8,5% restante.

Ese consorcio en 2018 anunció su expansión en el salar de Olaroz, con una inversión de USD 295 millones cuya ejecución se encuentra en marcha desde mediados de 2019.

Este desarrollo prevé duplicar la capacidad de producción del carbonato de litio en pureza batería y empezar a ver en la medida que la demanda de litio crezca en Latinoamérica la posibilidad de implementar procesos intermedios acá en la Argentina, expresaron fuentes de Toyota al respecto.

Si bien actualmente, “por la demanda, es difícil pensar en construir una fábrica de baterías de litio que requeriría una inversión de US$1.500 a US$2.000 millones, no se descarta la posibilidad de que en un futuro se puedan ensamblar como parte de la búsqueda de escala para seguir adelante con ese proyecto”.

El gobernador Morales ponderó los proyectos de la empresa automotriz Toyota referidos a tecnología de punta para la electromovilidad.(Archivo Vía Jujuy)

La misma filial local de la automotriz japonesa tiene en sus planes de corto plazo profundizar el proceso de electrificación de sus modelos, entre los que se cuentan una versión eléctrica de la pick up Hilux que se produce en la planta bonaerense de Campana.

En noviembre pasado el gobernador Gerardo Morales acompañó a los ministros nacionales de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y de Economía, Martín Guzmán, en una visita a dicha planta automotriz, donde se anunció el plan de inversiones para el desarrollo del litio destinado a la movilidad eléctrica.

En ese marco el mandatario provincial ponderó la iniciativa encarada por la compañía para sus modelos 2021, como también el plan de inversiones de Nación en lo que respecta al litio, especialmente para su uso en motores eléctricos para generar locomoción, contexto en el que celebró que “el litio jujeño sea parte de ese gran proyecto”.

En la reunión de los cancilleres de Argentina y Japón estuvieron el secretario de Relaciones Exteriores, Pablo Tettamanti; el jefe de Gabinete de la Cancillería, Guillermo Justo Chaves; la subsecretaria de Negociaciones Económicas Multilaterales y Bilaterales, Carola Beatriz Ramón; el director de Asia y Oceanía, Eduardo Acevedo Díaz, y el embajador designado ante Japón, Guillermo Hunt.

Motegi, por su parte, arribó al Palacio San Martín junto al embajador de Japón en Argentina, Takahiro Nakamae; el ministro Adjunto para Política Exterior, Yamada Shigeo; el ministro Adjunto para América Latina y el Caribe, Hayashi Teiji, y el director para Sudamérica, Kondo Norifumi.