[video] Los candidatos coincidieron en que el protagonismo es de la ciudadanía, que con su sufragio dará una pauta concreta del escenario de cara a las generales de octubre


La convocatoria a concurrir a las urnas este domingo 11 de agosto en las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) tuvo en Jujuy una respuesta de aproximadamente el 75% de los ciudadanos empadronados en todo el territorio provincial, índice que se asemeja a los registros producidos a nivel nacional.

Eran cerca de 550.000 los jujeños habilitados para votar y elegir entre los candidatos presidenciales y para renovar tres bancas de diputados nacionales.

“La expectativa es que haya una muy buena participación de gente”, decía al respecto el gobernador Gerardo Morales cerca del mediodía tras emitir su voto en Bajo La Viña, aprovechando para recordar que los jujeños ya tienen resuelto “quiénes gobernamos hasta el 2023”.

Cabe indicar que a última hora de la tarde Morales emprendió viaje a la Capital Federal para acompañar al presidente Mauricio Macri esta noche en la espera de conocer los primeros resultados de la compulsa.

El precandidato a diputado nacional de Juntos por el Cambio, Jorge Rizzotti, luego de sufragar en una escuela en pleno centro de la capital jujeña, valoró el desarrollo de una jornada electoral “en paz” y que, en su opinión, marcará una tendencia sobre la polarización entre la lista del oficialismo y el Frente de Todos.

Momento en el que el actual ministro Jorge Rizzotti depositaba su voto.

También asignaron exclusivo protagonismo a la ciudadanía los tres precandidatos del justicialismo provincial que -dicho sea de paso- bajo el rótulo Frente de Todos, fue el único espacio que en estas primarias tenía una disputa interna, aunque una sola de las listas competía llevando adosada la boleta de la fórmula Fernández-Fernández.

Era la lista encabezada por Carolina Moisés, quien opinó que en estos comicios la población tenía “en sus manos el poder de elegir qué proyecto de país quiere”.

Carolina Moisés votó en su ciudad, San Pedro de Jujuy.

Por su parte, Julio Ferreyra, otro de los precandidatos a diputado nacional por el Frente de Todos, tenía la mente puesta en el “muy buen” resultado alcanzado en las elecciones provinciales del pasado 9 de junio, cuando como candidato a gobernador por el justicialismo provincial quedó segundo con el 32,77% de los votos.

A Ferreyra, desde el sector de Moisés le achacaron una maniobra con boletas apócrifas producida en una mesa de una escuela de San Salvador de Jujuy. Una fiscal general de su sector intentó colocar boletas cortadas del binomio Fernández-Fernández junto a las del exdirector del Registro Civil para, presuntamente, inducir el voto de ese “combo”.

El precandidato Julio Ferreyra se vio salpicado por una denuncia de intento de fraude electoral.

El tercer precandidato, Guillermo Sapag, opinaba a su vez que en esta etapa preliminar a octubre “la gente va a votar por sus convicciones” y elegir a “quienes están más preparados para defender los intereses de los más desposeídos”.

Otra opinión que se escuchó fue la del precandidato a diputado nacional Alejandro Vilca, del Frente de Izquierda – Unidad, quien sostuvo que se vive “momentos de crisis y es necesario que la población se exprese con un voto en defensa de los intereses del pueblo”.

Alejandro Snopek sufragó en una escuela del barrio Bajo La Viña.

Un aporte interesante, puesto en otro cuadrante, es el que hizo el diputado nacional Alejandro Snopek, de Consenso Federal, quien busca revalidar su banca en el Parlamento, ya que en relación a las PASO planteó que “tenemos que corregir cuestiones como el tema de los costos de estos comicios, ya que varios frentes en estas elecciones fueron con fórmula única, por lo que las PASO tan sólo le sirven para tener un estimativo de cómo están parados de cara a la sociedad”, apuntó.





Comentarios