Joaquín Barreto Bonetti, presidente de la Cámara de Comercio e Industria -CCI- de Puerto Iguazú, expresó su preocupación ante la decisión del Gobierno Nacional de no realizar la prueba piloto que permitiría una primera instancia de apertura del Puente Internacional Tancredo Neves.

El miércoles 8 de septiembre el secretario de Calidad de Salud de la Nación, Arnaldo Medina, realizó una visita a la localidad de Iguazú, donde confirmó que el Gobierno de Alberto Fernández aún no analiza la apertura del Puente Tancredo Neves para el ingreso de turistas internacionales.

Ante esta declaración, el presidente de la Cámara de Comercio e Industria del municipio manifestó: “La verdad es que nosotros teníamos otras expectativas. Iguazú se venía organizando a partir de los comentarios que había, que incluso el mismo Presidente había dicho, cuando estuvo acá, que Iguazú sería uno de los lugares donde se implementaría la prueba piloto. Pero bueno, nuevamente nos encontramos con que la provincia de Misiones sufra un revés por parte de Nación, como fue con el artículo sobre la Zona Aduanera Especial”.

Además, expresó su preocupación ante la medida por la dependencia de la economía local con el paso fronterizo y el comercio que habilita, como así también el turismo. “No había una fecha exacta pero se hablaba de principios de septiembre, mediados de septiembre. Habían búsquedas laborales, lugares que tenían fecha de reapertura porque estaban cerrados”.

A su vez, la preocupación está vinculada con la incertidumbre sobre nuevas fechas posibles para la reapertura del Puente Internacional Tancredo Neves. “No sabemos nada, estamos en una situación compleja”, dijo Barreto Bonetti, “El peor escenario es la incertidumbre.” Y recalcó que ésta ya viene “desde hace más de un año”, haciendo referencia al contexto de pandemia por el COVID-19.

Con respecto a los empleados que habían sido tomados por distintos comercios ante los rumores de la reapertura, el presidente de la CCI de Iguazú sostuvo “Espero que no se queden sin trabajo. Pero algunos emprendimiento que estaban completamente cerrados y abrieron de cero entiendo que no van a poder mantenerse, porque los que estaban abierto sumaron dos o tres más, pero los bares o restaurantes cerrados tomaron a veinte o treinta personas”.

Ante la incertidumbre de la apertura del puente, comerciantes iguazuenses se sienten decepcionados.Misiones Online

Aunque en este momento el municipio recibe turistas de la región y del resto del país, Barreto Bonetti aseguró que el número de estos no alcanza para sostener la oferta gastronómica y hotelera del municipio, que está preparado para brindar sus servicios al turismo internacional que normalmente recibía el Parque Nacional.

Por último, ante la presentación del programa Previaje, que se realizó en Iguazú, donde se le presentó al Presidente la difícil situación por la que atraviesa la localidad fronteriza, Barreto Bonetti afirmó que no le sorprende que esta no haya sido tenido en cuenta. “Es una incongruencia más, ve la necesidad, viene a Iguazú donde se hace un montaje en plena Catarata para el lanzamiento del Previaje, dicen ‘vamos a ayudarle a Iguazú’, y por otro lado cuando tienen que tomar una acción que va a marcar la diferencia no lo hacen”.

“Entiendo que el Gobierno Nacional apunta a mantenernos cerrados, a mantener la economía cerrada, poder manejar la economía, porque no se entiende cómo puede manifestar en persona la apertura de las fronteras. Se lo dijo a varias autoridades cuando vino, y a las semanas te encontrás con una respuesta totalmente opuesta”, comentó.