La mujer denunció al entrerriano de 38 años que cumplía funciones en la Comisaría de Urdinarrain pero luego la Justicia constató que ella también era partícipe.


Tanto el hombre como la mujer fueron imputados por abuso sexual agravado con acceso carnal en perjuicio de la hija de su mujer de 7 años. Había sido su esposa quien había denunciado al policía, pero luego se constató que la madre había sido partícipe de los abusos y por ello recibió la misma condena.

El fiscal Martín Scattini realizó la investigación tras la denuncia que se realizó el 26 de marzo en la Comisaría de Urdinarrain. La mujer había concurrido y relatado que era víctima de violencia y hostigamiento, pero luego se quebró y acusó a su marido de abusar de ella y de su pequeña hija.

Tras esto, el fiscal Scattini gestionó una orden de allanamiento para el domicilio que compartían en calle Podestá, que fue otorgada por el Juez de Transición y Garantías, Tobías Podestá. El jefe de comisaría de aquel entonces, Juan Ridissi, comandó el procedimiento y además de detener al denunciado, se secuestró elementos de interés para la causa, como material pornográfico, pen drive.

Los elementos probatorios no solo complicaron al detenido, sino que además involucraron a la denunciante. Se constató su calidad de partícipe necesario y por ello en el juicio abreviado que se realizó en la mañana del martes recibió la misma pena de 13 años que su marido. El sujeto fue llevado a la UP2 y ella a la UP9.





Comentarios