Cocineros de 55 países compiten en las olimpiadas de chefs jóvenes

por Redacción de Vía Gourmet

La sexta edición de este concurso se celebra en cinco ciudades de la India y tiene como tema principal la sostenibilidad.

La India inauguró este martes sus sextas Olimpiadas Internacionales de Chefs Jóvenes, en las que estudiantes de cocina de 55 países diferentes competirán hasta el próximo domingo por el puesto del mejor cocinero y hacerse con un premio de 10.000 dólares.

La sexta edición de este concurso, que se celebrará durante seis días en cinco ciudades de la India -Delhi, Pune, Bengaluru, Goa y Calcuta-, tiene como tema principal la sostenibilidad, según anunció en el acto inaugural el fundador y presidente del concurso, Subrno Bose, “porque es algo que preocupa al mundo entero”, dijo.

El objetivo del encuentro, en palabras del director de la competición, el profesor británico David Foskett, es “construir puentes, aprender de diferentes filosofías y conectar el mundo a través de la comida”.

“El mundo no enseña sobre cocinar y vivir en comunidad tanto como debería, y eso son habilidades vitales”, añadió el cocinero Brian Turner, uno de los 18 chefs de todo el mundo que ejercerán como jurados esta edición.

Los participantes, 55 jóvenes de diferentes países, desde Armenia hasta Uzbekistán, vistieron en el acto de presentación, celebrado en Nueva Delhi, un traje regional y la bandera de sus respectivos países.

Desde mañana, cuando comienza la competición, los cocineros tendrán que demostrar en varias rondas eliminatorias que son capaces de crear recetas originales con los ingredientes de los que disponen; y muchos de ellos han entrenado durante meses para el evento.

“Llevo desde septiembre practicando. Semanas intercaladas, pero sí he practicado bastante”, contó la alumna de la Escola Superior d’Hostaleria de Barcelona Claudia Cebria Ross, de 25 años, que representa a España acompañada de su mentor y profesor José Ruiz.

“Espero hacerlo lo mejor posible pero si no sale como tiene que salir no pasa nada, adelante”, añadió.

La catalana aseguró que planea sorprender a sus jurados con un “falso sushi” de pollo, salsa teriyaki y crujiente en la primera ronda, y un risotto de lentejas como opción vegetariana si pasa a la segunda.

“Además de ser la primera mujer de mi escuela en representarla (en un concurso), creo que esta es una oportunidad increíble y que casi nadie la tiene, y para mi futuro va a ser un recuerdo inolvidable”, dijo.

Los participantes se disputan dos premios, según explicó Bose en el acto inaugural. El galardón para el mejor chef será de 10.000 dólares estadounidenses, además de un trofeo, y el otro reconocimiento, “a la sostenibilidad”, que se entrega por primera vez esta edición, será de 500 dólares en efectivo y una beca pagada para estudiar cocina en Estados Unidos.

Pero más allá de la competición, los concursantes coinciden en que el evento, organizado por el Instituto Internacional de Gestión de Hoteles y el Consejo Internacional de la Hospitalidad, será una oportunidad “maravillosa” para “nutrirse de todas las culturas que participan”.