No solo el crecimiento de la población mundial, sino también el aumento de peso de las personas podría incrementar la demanda mundial de calorías procedentes de los alimentos, señalan investigadores de la Universidad alemana de Gotinga en la revista científica "PLOS ONE".

Según el estudio, liderado por el profesor de economía del desarrollo Stephan Klasen,las necesidades mundiales de calorías podrían aumentar hasta un 80 por ciento para el año 2100.

Si el promedio de peso de la población no subiera, los investigadores pronostican un aumento algo menor de 61,05 por ciento.

Klasen y su equipo cuentan con una población de 11.200 millones de personas en 2100.

Para calcular el peso promedio de las personas, los investigadores analizaron los cambios en el tamaño corporal y el índice de masa corporal (IMC), que mide la relación entre la altura y el peso.

Para el tamaño corporal, los científicos se basaron en la evolución de los Países Bajos, y para el IMC tomaron como referencia la evolución de la población en México.

"Si bien los desarrollos en estos países son muy pronunciados, representan un escenario realista", indicó Lutz Depenbusch, quien también participó en el estudio, según un comunicado de prensa.

Los investigadores no se ocuparon enprimera instancia de la cuestión de si la economía alimentaria mundial sería capaz de satisfacer la creciente demanda de calorías.

Sin embargo, advierten que en el futuro una dieta equilibrada podría ser accesible solamente para las personas adineradas, mientras que los pobres podrían verse obligados a recurrir a alimentos baratos y pobres en nutrientes.