Ttres comercios de la ciudad fueron victimas de un compra fraudulenta por un funcionario policial y en su domicilio se secuestraron prendas de vestir adquiridos de varios locales.


En un local céntrico del rubro de indumentarias, el propietario denunció haber sido víctima de estafas a percatarse que una mujer, a través de maniobras teléfonicas, realizó varias compras de prendas de vestir y calzados.

Utilizó un código para operar off line con la tarjeta VISA y horas más tarde un hombre mayor de edad pasó a retirar las mercaderías. Al consultar por la transacción para certificar si el pago había sido acreditado le informaron al propietario que no existía registro respecto de ese número de tarjeta.

Policía de la Seccional Primera se abocó a las investigaciones y mediante los registros de la cámara de seguridad e intervino el Juzgado de Instrucción y Correccional N° 3. Grande fue la sorpresa cuando a través de las imágenes se pudo confirmar que se trataba de un funcionario de la policía de la provincia de Formosa.

En forma inmediata personal de la Seccional Primera se avocaron a la investigación del hecho, el hombre fue detenido y posteriormente, dos comerciantes más del rubro de indumentarias denunciaron una maniobra similar con el mismo sujeto por lo que fue involucrado en el delito de estafas reiteradas.

Luego de un allanamiento ordenado por el juez interviniente en el domicilio del detenido del Barrio San Miguel, se allaron prendas de vestir, zapatillas, perfumes, tickets y otros elementos probatorios. La mujer está identificada y sería detenida en las próximas horas.

Con relación al efectivo policial detenido, el Comando Superior dispuso la sustanciación de una causa administrativa interna a fin de determinar, de manera paralela a la causa penal, el grado de responsabilidad en los hechos denunciados, siendo separado automáticamente de la función activa a revestir una situación pasiva y alojado en la Unidad Penitenciaria Provincial N° 6 a disposición del juzgado interviniente.




Comentarios