El hecho sucedió en Trevelin. El automovilista y su acompañante tiraron gas pimienta a los efectivos.


La madrugada del domingo fue epicentro de un hecho muy violento en Trevelin. A bordo de un Gol Trend, un conductor de 40 años escapó de un control de alcoholemia, lo que provocó una persecución policial para detenerlo. El sujeto se dirigió con rumbo a Aldea Escolar.

Al llegar a las inmediaciones de la escuela de esa localidad, el automovilista perdió el control del auto y cayó en un canal. Previo forcejeo con el individuo, el jefe de la Comisaría de Trevelin, Julio Nocito, consiguió esposarlo. En ese momento, otro hombre que iba en el rodado les tiró gas pimienta a los tres policías presentes en el lugar. A una agente mujer, además, le dio un golpe de puño en el rostro, que le provocó un hematoma en el pómulo derecho.

El conductor y el agresor huyeron, el primero de ellos con las esposas puestas. El auto lo dejaron en el lugar, por lo que fue secuestrado. Los efectivos agredidos tuvieron que ser ingresados al Hospital de la localidad, donde permanecieron cerca de dos horas en observación. Luego les dieron el alta cuando constataron que solo tenían lesiones leves.

Persecución en Trevelin, donde dos hombres esquivaron un control de rutina para después agredir a agentes de la policía.

Horas después, el propio hermano del conductor del vehículo puso a estas personas a disposición de la policía. El Jefe Interino de la Unidad Regional, Vicente Avilés, remarcó que se trata de un automovilista con antecedentes previos de alcoholemias positivas, aunque sin episodios de violencia.




Comentarios