Un jubilado de 66 años fue hallado en su domicilio asesinado y con evidentes signos de haber sido torturado en el paraje Piñalito Sur de la localidad de San Pedro. El cuerpo fue encontrado por un hermano de la víctima identificada como José Antonio Fernández.

El cuerpo estaba el piso del living, maniatado y en su cuello tenía atadas gomas utilizadas para uso médico y heridas punzocortantes en el tórax y espalda.

En la propiedad no se hallaron signos de lucha, ni tampoco faltante de elementos de valor. La casa estaba cerrada por dentro y el vehículo, una VolksWagen Saveiro, se hallaba estacionado en el garage. Además, el hombre llevaba 14 mil pesos en uno de sus bolsillos.

Una comitiva del Juzgado de Instrucción 3 de San Vicente, a cargo del juez Gerardo Casco, orientó a los uniformados, como ser de la Policía Científica, en los trámites de rigor.