La menor embarazada y presuntamente secuestrada volvió a Montecarlo

La adolescente de 14 años, se presentó ayer en el Juzgado de Puerto Rico y según indicaron, se encuentra en buen estado de salud. El hecho tiene dos detenidos, mientras que el principal sospechoso sigue sin aparecer.

La menor embarazada y presuntamente secuestrada volvió a Montecarlo.
La menor embarazada y presuntamente secuestrada volvió a Montecarlo. Foto: Polmis

En un giro inesperado, la adolescente de 14 años que supuestamente había sido víctima de secuestro en la localidad de Montecarlo, se presentó ayer en el Juzgado de Puerto Rico, según fuentes de la Policía de Misiones. La joven se encuentra en buen estado de salud, disipando las preocupaciones iniciales.

Según información de voceros de la fuerza policial, se ha coordinado un encuentro entre la menor y su abuela, quien también es su tutora y la denunciante en este caso. La denuncia original se efectuó el pasado miércoles cuando la abuela, residente de Colonia Guaraypo, relató que dos individuos habían ingresado a su hogar y se habían llevado a la adolescente en un automóvil gris antes de darse a la fuga.

En el momento del incidente, la joven se encontraba en su habitación, mientras que la denunciante dormía. La hermana de la adolescente fue quien reconoció a Jorge P. G. como uno de los intrusos, lo que arrojó luces sobre la posible relación entre la menor y uno de los supuestos secuestradores.

La investigación ha revelado que el individuo involucrado y la adolescente mantenían una relación de pareja, una situación ilegal debido a la edad de la víctima y su vulnerabilidad. El caso ha involucrado la declaración de múltiples testigos, incluyendo una vecina que mencionó que tres hombres, uno de ellos aparentemente armado, se presentaron en la casa.

Sin embargo, más tarde se aclaró que eran cuatro los individuos en el vehículo, y uno de ellos aún no ha sido identificado. A pesar de la versión inicial de un secuestro, las pruebas sugieren que la joven no fue forzada en contra de su voluntad.

La investigación se centró en la terminal de autobuses, donde se examinaron las cámaras de seguridad y se entrevistó a conductores de autobuses que estaban en la zona en el momento del incidente. A pesar de los esfuerzos, no se obtuvieron pistas significativas sobre los sospechosos.

Ante la falta de avances, el juez a cargo decidió interrogar nuevamente al taxista como testigo sospechoso, lo que finalmente condujo a su detención, así como a la detención del hermano del principal implicado. Ambos están programados para prestar declaración indagatoria hoy.

Leer también: Juicio abreviado en Eldorado: acordó cumplir una pena de 16 años de prisión por abuso sexual

Mientras tanto, se llevaron a cabo allanamientos en el domicilio de la madre del principal sospechoso y en la vivienda de la joven. Aunque los resultados fueron negativos, se descubrieron conversaciones en el teléfono celular del sospechoso que indican que el incidente fue planeado de común acuerdo con la adolescente.

Además, se confirmó que ambos tenían la intención de huir a Paraguay, y las investigaciones revelaron un posible punto de salida a través de un puerto clandestino. La restricción de acercamiento impuesta por el Juzgado de Paz local, debido al embarazo de la menor, habría motivado la huida.

De acuerdo a lo trascendido, la adolescente y sus hermanas estaban bajo custodia de su abuela por disposición del Juzgado de Menores, y los padres de la joven tenían conocimiento de su relación con el principal sospechoso.

El caso, que parecía inicialmente un secuestro, ha tomado un rumbo inesperado y se espera que el individuo involucrado sea investigado por el delito de estupro, de acuerdo al artículo 120 del Código Penal, dada la diferencia de edad y la inmadurez de la víctima.

Temas Relacionados