El ex jefe de la comisaría de Capiovi, Comisario Luis Alberto Salazar, quedó imputado en la causa que se investiga el robo y venta de autopartes y repuestos de automóviles y motocicletas, que fueron secuestrados en procedimientos policiales en aquel municipio. La imputación fue firmada por el juez de Instrucción de Puerto Rico, Manuel Balanda Gómez.

El Comisario está acusado de "hurto agravado, negociación incompatible e incumplimiento de deberes" en su carácter de servidor público. Además, este pasado fin de semana, la Jefatura de Policía, ordenó su pase a disponibidad, siendo aparatado de la fuerza. Además, fueron puestos a disponibilidad, un sargento y una cabo primera de policía, que también cumplían funciones en la seccional.

El ex jefe policial fue denunciado por dos subalternos (una mujer policía primero y otro compañero después) que prestan servicio en la seccional de Capioví. La agente formalizó una denuncia contra su jefe ante la Jefatura de Policía, a fines de agosto de este año, por supuesto acoso laboral.

Dentro de esta denuncia se desprendió elementos que pudieran involucrar además, a Salazar en maniobras delictivas con los vehículos que permanecen secuestrados en dicha comisaría por infracciones de tránsito y falta de documentación. La División Asuntos Internos, comenzó a investigar el caso.