Con el objetivo de estar mejor equipado para contener posibles casos de Covid-19, el hospital nivel I de San Pedro, adquirió dos tubos de oxígeno y dos manómetros. Estas compras se suman al moderno ecógrafo recibido por parte de Salud Pública el sábado pasado y que ya se encuentra en actividad.
Este nuevo equipamiento se costeó con fondos provenientes de donaciones de los concejales de la localidad, los cuales sumaron la cantidad de 105 mil pesos. Desde el comienzo de la cuarentena, los ediles destinaron el dinero que recibió para sus dietas para equipar el hospital.

El ecógrafo recientemente incorporado reemplazó al que poseía anteriormente el establecimiento, el mismo es de marca Chison y se trata de un artefacto de última generación para el cuidado de la salud.