En un giro inesperado, el hijo menor del matrimonio quedó imputado por el asesinato y el disparo que sufrió el hombre.


En el marco de la investigación del homicidio de Faustina Antúnez, la esposa del exintendente de Santiago de Liniers, herido de gravedad, Arnoldo Schoenfisch, la policía detuvo al hijo de la pareja, Pablito, a quien apuntarían como autor del hecho. De esta forma el caso cambiaría de carátula y pasara de “femicidio y posterior intento de suicidio» a “homicidio calificado por el vínculo y tentativa de homicidio”.

El caso ocurrió en la madrugada de este jueves, cerca de las 4, en Santiago de Liniers, donde Antúnez, de 59 años falleció por un disparo de arma de fuego. En tanto su esposo, quien también recibió un disparo en la cabeza, se encuentra grave en el hospital Madariaga de Posadas. El arma que produjo los disparos fue encontrada en la cama matrimonial.

El principal testigo es el hermano del ex jefe comunal, que vive en la casa del frente, y que habría manifestado que Arnoldo, mientras estaba herido, le pidió ayuda y antes de perder el conocimiento le dijo que la discusión habría sido por causa del hijo de su esposa Pablito.

Familiares comentaron que por medios propios, los trasladaron al hospital Samic de Eldorado donde se conoció finalmente el deceso de Faustina, mientras que desde ese mismo nosocomio, Schoenfisch fue derivado al hospital de Posadas en estado de gravedad.




Comentarios