Aseguraron que ahora los pequeños productores quedarían a merced del parque y que los empleados podrán reprimir lugareños.


Un colectivo de organizaciones sindicales, sociales y políticas se manifestaron este jueves en Corrientes contra la creación por ley del Gran Parque Iberá. Aseguran que la norma “viola la Constitución provincial“. Acompañados por los gremios ATE y CTA, ONGs junto a ecologistas y partidos políticos marcharon por las calles de la capital hasta la Casa de Gobierno en contra de la sanción que convirtió en ley el Parque Nacional en el Congreso.

De acuerdo con la presidente del Partido Comunista de Corrientes, Sonia López afirmó: “La ley de parque nacional viola nuestra Constitución porque en su artículo 66 dispone el manejo a perpetuidad de los Esteros del Iberá como patrimonio estratégico natural y cultural de los correntinos, es decir esto lo tiene que administrar nuestra provincia gobierne quien gobierne“.

En este aspecto resaltó que en las inmediaciones del parque “hay miles de pequeños productores que serán sometidos a la servidumbre del parque nacional“. Según se la Ley el parque tendrá una superficie de 159.000 has,  en la que se sumarán otras 23.000 de la reserva natural Iberá y 553.000 del parque provincial Iberá. El nuevo espacio natural llamado Gran Parque Iberá tendrá casi 700.000 hectáreas, donde albergará flora autóctona con más de 2.000 especies.

La dirigente opositora aseguró que “van a cerrar la ruta provincial 40 con un candado, así como la 22, van a quedar dentro del parque nacional y la Ley en ningún tramo dice qué va a pasar con esos caminos y su circulación“. Además, adelantó que “a la trasnacional Conservation Land Trust (CLT), el Estado Nacional autorizó a que ponga la marca “parque“ y destinará recursos para pagar a sus empleados que ahora integran la nómina de Parques Nacionales y pondrán tropa para reprimir a los lugareños“.

Al ser la CLT una sociedad anónima de origen norteamericano, la presidente del Partido Comunista correntino aseveró que se habría permitido “la extranjerización de la tierra. Esta es una lucha de más de 15 años por la soberanía de los territorios que contienen el agua más pura del mundo, ya que el Iberá es boca de carga y recarga del Acuífero Guaraní que contiene una biodiversidad única“.






Comentarios