Una aparente negligencia termina por poco en una auténtica tragedia este miércoles, cuando un héroe anónimo rescató a tres menores del interior de una casilla que se estaba prendiendo fuego.

Tres hermanitos, que estaban solos y encerrados, fueron rescatados ayer de un incendio por un vecino que acudió a la precaria vivienda del barrio Patono de la ciudad de Corrientes, tras escuchar los gritos de auxilio.

Según información policial, el hecho se registró en horas del mediodía y los pequeños sufrieron principio de asfixia, mientras que sus padres casi fueron linchados por los vecinos cuando regresaron al lugar tras el incendio total de su casilla.

Un vecino rescató a tres hermanitos del incendio total de su casa en Corrientes. (Foto: Twitter)

"Los padres dejaron solos y encerrados a sus hijos de cuatro, cinco y seis años, en un precaria casilla de madera y zinc y salieron a hacer trámites", detalló a Télam la subcomisario Roxana Ferreyra, del Departamento de Relaciones Institucionales de la Policía provincial.

Detalló que "los niños fueron rescatados con principio de asfixia e inmediatamente atendidos en el lugar por personal médico de la ambulancia que llegó a los pocos minutos", y agregó que "el fuego consumió toda la casilla rápidamente y las pérdidas fueron totales".

La oficial agregó que, tras los gritos de los niños, "acudió un vecino, que al no poder ingresar por la puerta del frente que estaba con llave, lo hizo a la fuerza por una abertura del costado y pudo salvar del fuego a los tres hermanitos".

"Los niños se recuperaron en el lugar, con la atención médica que recibieron", dijo Ferreyra a Télam.

Un vecino rescató a tres hermanitos del incendio total de su casa en Corrientes. (Foto: Twitter)

Sobre las causas del foco ígneo, la oficial de Policía explicó que se habría dado por un accidente doméstico. Uno de los hermanitos "estaba jugando con un encendedor, quemó un poco de basura adentro de la casa, luego el fuego tomó un colchón y se expandió".

En tanto, detalló que el autobomba Nº19 de la Policía de Corrientes acudió a combatir el incendio, aunque no pudo evitar las pérdidas materiales: todos los electrodomésticos, muebles y una moto.

Finalmente, la subcomisario relató que, tras extinguirse el fuego, llegaron los padres, quienes fueron recibidos "por los vecinos enardecidos, que quisieron lincharlos por haber dejado a los niños solos".