Fue el Adolfo Canecín, obispo de la diócesis de Goya. Fue en el marco de las jornadas del Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas.


El viernes la iglesia Católica de la Región organizó una serie de eventos en conmemoración del Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas, buscando concientizar sobre esta problemática. Esto se realizó íntegramente por medio de las redes sociales de la Pastoral de Adicciones del NEA.

Todo concluyó con una misa en la Catedral de Goya Corrientes oficiado por obispo de la diócesis Adolfo Canecín quien en su homilía dijo que “el uso indebido y tráfico ilegal de drogas también es una pandemia”.

Así como el Estado está poniendo hoy todas las pilas para combatir la pandemia del coronavirus, que también pueda poner todo de su parte para combatir el narcotráfico y narcomenudeo”. A la vez que refirió “La sociedad tiene que pedir y acompañar esto que es propio del Estado” fueron las palabras del obispo.

El obispo Adolfo Canecín pidió que se luche contra la pandemia del narcotráfico.

Durante toda la jornada del viernes se difundieron publicaciones a cargo de las diócesis de la región, con videos de reflexiones, testimonios de personas recuperadas de las adicciones, cortometrajes, transmisiones en vivo en las que se compartió el trabajo que se hace en varias comunidades.

Canecín también tuvo un párrafo para otras problemáticas de la sociedad “las demás pandemias: la corrupción, la injusticia, la impunidad, la mentira, que vienen desde que la humanidad está y nos hemos acostumbrado o naturalizado”.

En la Catedral de Goya se celebró la misa principal donde se conmemoró el Día Internacional contra las Adicciones.

“Quiera Dios que esta pandemia del coronavirus nos sacuda y despierte para que sepamos cómo organizarnos como sociedad, involucrarnos todos, tratar de dar respuestas”. Paralelamente destacó que “tenemos que bregar para que todos aquellos que tienen el don, talento y capacidad se vuelvan idóneos para acompañar, como ya se está haciendo de muchas formas, pero no es suficiente” fueron las palabras del prelado.




Comentarios