Eduardo el “Gato” Romero se tomará licencia como intendente de Villa Allende debido a que desde hace un tiempo está realizando un tratamiento por una enfermedad que le demanda toda su atención.

El exgolfista publicó un comunicado en sus redes sociales donde brindó explicaciones del pedido de licencia. Incluso desde hace un tiempo no se veían apariciones públicas de Romero.

El intendente tiene 68 años y está en su segundo mandato al frente de Villa Allende. Por su delicado cuadro deberá poner pausa a sus tareas por lo que la intendencia quedará interinamente en manos de la titular del Concejo Deliberante, María Teresa de Vélez.

El comunicado del Gato Romero por su enfermedad

Tiempo atrás, en diciembre, Eduardo “Gato” Romero había publicado otro comunicado donde indicaba que se encontraba atravesaba desde hacía varios meses una enfermedad. Por aquel entonces, no le impedía continuar con sus tareas como intendente, pero ahora todo cambió.

“Aquí estoy nuevamente para contarles lo que me está pasando, y sobre todo, las razones por las cuales no puedo estar ahí, al lado de ustedes como lo hice siempre. Mi estado de salud es delicado y hace algunas semanas comencé un largo tratamiento con altibajos, que hoy me obliga a darles una noticia que nunca imaginé y para la que nunca me preparé”, arranca el comunicado publicado en redes sociales.

El comunicado que el "Gato" Romero publicó en sus redes sociales. Foto: Eduardo Gato Romero

Y detalla: “Junto a mi equipo y mi familia, decidimos que lo mejor es poner una pausa en mis funciones como Intendente de Villa Allende, pidiendo una licencia temporal que me permitirá enfocarme en mi salud. A lo largo de mi vida, primero como deportista y luego como Intendente, desarrollé una profunda vocación de servicio que no se acabará nunca, y ese es mi compromiso inclaudicable con todos ustedes”.

Por otra parte, se encargó de enfatizar que seguirá “de cerca la actividad de mi gestión y sé que dejo a grandes profesionales y mejores personas a cargo de la conducción de la ciudad. Durante toda mi carrera deportiva tuve la suerte de recorrer el mundo y quiero decirles que para mí, como Villa Allende no hay ni habrá. Aquí me crié, de la Villa fui, soy y seguiré siendo, y quiero que sepan que voy a acompañarlos desde el lugar que me toque, ojalá que pronto eso signifique estar nuevamente al frente del Municipio”.

Y concluye: “Es un momento crucial de mi vida y como en tantos otros, sé que cuento con la fuerza de mi familia, de mi equipo de gestión, de mis amigos, de ustedes, mis vecinos, y de Dios para salir adelante”.