En la tarde-noche del lunes, un hombre fue apuñalado en barrio Guiñazú, en la zona norte de la ciudad, luego de que un delincuente lo asaltara y despojara de su sueldo. La víctima, Asunción Torres (56), debió ser hospitalizada por la gravedad de las heridas, pero, afortunadamente, esa misma noche fue dado de alta.

//Mirá también: Habló el trabajador asaltado y apuñalado en Guiñazú: “Hay que seguir laburando”

El asalto quedó filmado en las cámaras de una rotisería, ubicada en calle Juan B. Justo al 9.000, donde Torres iba a retirar el dinero que le correspondía como jornalero de un campo.

El hecho generó la indignación de los vecinos de la zona quienes pidieron más presencia policial y recursos para la comisaría regional.

Este jueves, se conoció la detención de un joven de 23 años, quien sería el presunto autor del asalto. Según un parte de la Policía de Córdoba, la aprehensión se logró gracias a una serie de allanamiento en barrio Ciudad de Los Niños. El joven, de apellido Díaz fue puesto a disposición de la justicia.

Pero, al enterarse de este hecho vecinos se comunicaron con Vía Córdoba para asegurar que no se trata del delincunte que apuñaló a Torres. Una de las residentes de la zona comentó: “Han llevado detenido a un chico que no tiene nada que ver. Han detenido a un ‘perejil’, pero nada que ver”.

Los vecinos acuerdan con esta versión ya que en las cámaras de filmación se ve que el malhechor tiene dos tatuajes en sus piernas; marcas que no tendría el actual detenido.

Este chico no tiene tatuajes. Es un chico respetuoso, no tiene nada que ver. Ahora lo van a marcar para toda la vida y no tiene nada que ver”, finalizó la vecina entrevistada.