Esilda Rufino Santillán de Jiménez, la madre de Carlitos la Mona Jiménez, falleció este domingo a los 93 años, por una complicación cardíaca. Estaba internada en el Sanatorio Allende y vivía en una residencia geriátrica.

Había sido internada en la última semana en el sanatorio por presentar complicaciones en su salud. Su deseo era volver a ver a su hijo sobre un escenario del cuarteto, pero la pandemia y su desmejoramiento lo impidieron.

La noticia fue recibida con dolor por los fans de la Mona, y hubo muchos mensajes para reconfortar al mandamás por la pérdida familiar irreparable. Natalia Jiménez, hija del cuartetero escribió en sus redes sociales: “Que en paz descanses Esilda. Gracias a todos por sus mensajes afectuosos para mi papá y la familia”.

En octubre del año pasado, en diálogo con Cuarteteando, Esilda habló sobre qué significaba ser la madre del cordobés más famoso: “Jamás sufrí por serlo. Él es muy positivo, alegre y contagia alegría. Siempre tuve fe en que Dios lo iba a ayudar. Nació con toda la suerte del mundo y uno se acostumbra a la suerte”.