La inseguridad crece sin control en todos los rincones de la provincia de Córdoba, donde los delincuentes se hacen un festín, robando todo lo que encuentran a su paso, como en el caso de cuatro piernas ortopédicas que fueron llevadas en un robo ocurrido en barrio General Paz.

Aunque esta vez, los objetos fueron recuperados, el robo señala la indefensión general que sufren los cordobeses, como le ocurrió al dueño de una ortopedia, a quien le forzaron su camioneta, en la esquina de las calles Catamarca y Deheza, de esta capital.

Las piernas eran para pacientes de Pami y fueron recuperadas en las últimas horas: “dejo la camioneta y dije ‘no me van a robar eso’. Si me vuelven a robar, no hay nada en la camioneta. Son cosas enormes y grandes. No me las van a robar y me las robaron”, contó a Cadena 3, Gerardo Gigena, quien refirió que días atrás ya había sido víctima de otro robo.