Esta semana el frío se hizo sentir en Córdoba y en medio de la segunda ola de contagios de coronavirus, la preocupación se centró en los alumnos y profesores que deben asistir a los colegios. Esto surge a partir de una de las recomendaciones para mantener la presencialidad que implica la ventilación de las aulas.

//Mirá también: Córdoba: al colegio con frazada y callados, en invierno

Para que esta medida se cumpla uno de los aspectos fundamentales es que las ventanas de las aulas se mantengan abiertas. “Los chicos tienen que ir más abrigados. Todas las indicaciones que tenemos de los expertos es que reforcemos los abrigos y garanticemos la aireación de los ambientes”, explicó la secretaria de Educación provincial, Delia Provinciali.

Ante la posibilidad de que se genere un mayor ausentismo por esta situación, Provinciali remarcó: “Pedimos que hagamos todos el esfuerzo para sostener la posibilidad del vínculo pedagógico presencial, que tiene un altísimo valor para los chicos, todo el tiempo que podamos sostener la modalidad de presencialidad cuidada y alternada, sin que se tenga que avanzar en medidas de restricciones mayores”.

Esta situación no es una novedad ya que a comienzos de abril, el que había deslizado esta posibilidad fue el subdirector de Promoción Social y de la Salud, dependiente del Ministerio de Educación, Carlos Paz.

A cargo de la aplicación de protocolos y funcionamiento de burbujas en establecimientos educativos, Paz, había dicho que “no podemos tener cerradas las aulas, menos en un contexto de invierno, porque aumenta la cantidad de aerosoles que pueden ser contaminantes y aumenta el riesgo”.

“Tenemos que reforzar los otros pilares, el uso del barbijo, estamos recomendando la renovación del barbijo y el buen uso; y el silencio en las aulas”, agregó sobre las medidas que se estiman aplicar: “habrá que pedagógicamente trabajar el silencio”, apuntó en su momento.

//Mirá también: Suoem reclama vacunas para los docentes y empleados de las escuelas municipales

Además, había enfatizado: “Se recomienda mantener de manera permanente la apertura para la circulación de lo mínimo de cinco y diez centímetros de cada ventana, con la puerta abierta y vamos a trabajar pedagógicamente para que el estudiante lleve más abrigo, puede ser manta, campera, gorrito, guantes”.

Clases presenciales en Córdoba, reconfirmadas

Por otra parte, la secretaria de Educación de Córdoba, Delia Provinciali, ratificó que Córdoba seguirá garantizando la presencialidad en las escuelas. La decisión surgió de la reunión que mantuvieron este martes los miembros del Consejo Federal de Educación. Pero esto se dará “atendiendo las particulares situaciones que establece la pandemia”.

De esta manera se agrega a los indicadores epidemiológicos de riesgo alto, moderado y bajo, “la categoría de alerta epidemiológica y sanitaria”. “Cuando aparece este indicador, la Provincia ha tomado la decisión, que se ha acordado con todos los intendentes y jefes comunales, que sean los ministerios de Salud —la autoridad en la materia— y de Educación, que conforman esta suerte de COE educativo, los que van a establecer la interrupción, o no, de manera temporaria de las clases presenciales en la escuela o localidad que lo amerite”, indicó Provinciali.

Al mismo tiempo resaltaron la necesidad de extremar los cuidados en la “periescuela”, esto es las actividades que se desarrollan alrededor y entorno de ellas, como el transporte y las reuniones sociales tanto en la calle como en otros lugares, ya que sin el esfuerzo de todos (Provincia, gobiernos locales y familias) será dificultoso en pandemia sostener el comercio, la producción y la escolaridad presencial.