Con la tristeza del descenso consumado, Belgrano deja atrás casi 8 años de permanencia en Primera División. El período más largo de la historia del club. Aquí repasaremos cada una de las temporadas posteriores a esa hazaña del 26 de junio de 2011 cuando el Celeste volvía a Primera en la recordada Promo con River.

Pocos días después de esa gesta en el Monumental de Núñez, el club, que estaba en quiebra y gerenciado, volvía a ser de los socios consagrando a Armando Pérez, quien fue gerenciador, en presidente electo.

Armando Pérez desautorizó el comunicado que filtraron desde AFA.

En el regreso al círculo máximo del fútbol argentino, el Celeste tuvo un gran Torneo Apertura. Siendo dirigido por el querido Ricardo Zielinski, el equipo obtuvo 31 unidades y terminó en el cuarto lugar compartiendo puntaje con Racing, Vélez y Colón.

EL ÚLTIMO DEL MUDO. Ese año inolvidable se cerró en Alberdi, en el triunfo ante Arsenal por 1-0 con gol de Franco Vázquez que dejaba Córdoba para jugar en el Palermo de Italia.

En el Clausura 2012, Belgrano sumó 19 unidades. Logró el objetivo de llegar a las 50 y mantuvo la categoría en la fecha 15, ganándole, de visitante, a Vélez por 1-0 con gol de Andrés el Cuqui Silvera.

Durante ese período, el equipo del Ruso Zielinski estuvo 19 partidos sin perder como visitante, la mejor racha de la historia del Pirata en AFA.

CASI SE LE DA. En el Torneo Inicial 2012, jugado en la segunda mitad de ese año, el equipo del Ruso Zielinski seguía haciendo historia. Llegó hasta la penúltima fecha con chances de pelear el título que, al final, fue de Vélez.

Con esa campaña memorable, el Celeste sumó 36 puntos y fue el segundo equipo con más partidos ganados después del campeón. Se destacó el triunfo sobre Boca, por 3-1 en el Kempes, luego de ir perdiendo 1-0 con gol de Santiago Silva. Los goles piratas fueron de Sergio Rodríguez, Víctor Aquino y de Guillermo Farré.

A LA SUDAMERICANA. El club de Alberdi, con semejante campaña, terminó ganándose un lugar en la Copa Sudamericana 2013 donde se cruzó con Vélez y quedó eliminado en la primera ronda.

En el partido de ida, en el Julio César Villagra, la B ganó 1-0 con gol de Fernando Márquez.

En Liners, el triunfo fue de Vélez por 2-0 con tantos de Rescaldani y Pratto.

BATIENDO RECORDS. El Celeste, en el torneo Final 2014, terminó 10°, con 23 unidades. En total, sumó 59 unidades. La buena campaña adentro de la cancha se reflejaba también afuera porque el acompañamiento de la gente, que siempre fue importante, pero ese año batió records liderando la venta de entradas en Primera División en el torneo. Con un total de 223.179 boletos vendidos, el Pirata encabezaba la tabla seguido de Boca Juniors (221.060), River (220.868),Independiente (201.594) y Newell's (178.044).

SIGUIERON LAS BUENAS. En el Inicial 2013, terminó 6º, con 29 puntos y redondeó su segunda mejor actuación en campeonatos cortos. El campeón fue San Lorenzo, con 33 unidades.

Se recuerda el buen funcionamiento del equipo dirigido por Ricardo Zielinski en un triunfo como el que obtuvo ante Argentinos Juniors, en el estadio Diego Armando Maradona:

En el torneo Final, jugado a inicios de 2014, el rendimiento pírata decayó. Sólo 20 unidades quedando en el puesto número 15 de los 20 equipos participantes. A pesar del flojo desempeño, los dirigidos por el intocable Zielinski se dieron el lujo de ganarle a Boca en la Bombonera y a River, que salió campeón, en el Kempes con el Chino Zelarayán como figura. Aquí los videos de esos partidos:

A OTRA COPA, PIRATA. En el torneo transición 2014, Belgrano sumó 25 Puntos, ganando los dos últimos partidos frente a Arsenal y una goleando a Independiente por 4 a 0, en una recordada actuación de Julio Furch:

Con Racing campeón y Boca ganándole el repechaje a Vélez, Belgrano se clasificó para la Copa Sudamericana 2015 que se jugaría en el segundo semestre de ese año.

OTRO CAMPAÑÓN. En el inicio de 2015, se crea el nuevo torneo de 30 equipos. Belgrano trae como refuerzos a jugadores como Sebastián Prediger, Sergio Escudero, el regreso de Claudio Chiqui Pérez más los históricos Olave, Farré y el Picante Pereyra. Metió, en ese torneo, cinco triunfos seguidos contra Vélez, Newell's, Sarmiento de Junín, Quílmes, y Crucero del Norte.

Luego de ganarle a los misioneros, el Celeste llegó a la punta del torneo en conjunto con Boca. Y, en esos partidos, se creó el festejo de los remeros que se volvió muy popular entre los fanáticos.

Belgrano festejo remos

LANÚS, EN EL CAMINO SUDAMERICANO. En la Sudamericana, al Celeste le tocó jugar contra Lanús. En el partido de ida, en Córdoba, a los 15 segundos del primer tiempo, Fernando el Cuqui Márquez, hace él segundo gol más rápido de la Copa Sudamericana y de la historia de Belgrano poniendo las cosas 1 a 0. El Granate empató sobre la hora, con un cabezazo de Gustavo Gómez

En el partido de vuelta, Belgrano pierde 5 a 1 y volvió a quedar afuera de la competencia internacional.

PRELIBERTADORES Y OTRA VEZ, SUDAMERICANA. En el torneo largo de 2015, el Celeste logra la mejor campaña en la historia del fútbol cordobés en Primera sumando 51 puntos en 30 fechas. Se clasificó a la Liguilla pre-Libertadores en la que fue eliminado por Independiente en Avellaneda.

Después de esos partidos, Belgrano todavía tenía una chance más de clasificar a una Copa internacional. Debía cruzarse con Colón. En Santa Fe, le ganó 1 a 0 con gol del Cuqui Márquez.

En la vuelta, en el Kempes, ante 57.000 mil hinchas, los celestes empiezan perdiendo con gol del ex Talleres, Pablo Ledesma. Con ese resultado se iba a penales. En el segundo tiempo, a los 37 minutos, Mauro Óbolo hace un gol de cabeza y clasificó al club de Alberdi a la Sudamericana 2016.

LA DESPEDIDA DEL RUSO ZIELINSKI. A principios de 2016 se jugó otro torneo corto, de transición. Nadie en Belgrano se imaginaba que iba a ser el último dirigido por Ricardo Zielinski en el banco del Pirata.

El Ruso tuvo su despedida con un triunfo ante Rosario Central, por 1-0, con gol de Cristian Lema de penal. Igual, fue pobre la cosecha de puntos: sólo se sumaron 16.

Unos días después, se anunciaba que el querido DT dejaba al club al que había dirigido durante cinco años:

Los números del Ruso Zielinski frente al plantel de Belgrano fueron impresionantes: dirigió al equipo en 214 encuentros con 79 victorias, 75 empates y 65 derrotas (49 % de efectividad).

A BRASIL. Con Esteban González, que había hecho una buena campaña frente a la reserva, se hacía cargo de la primera de su equipo. Teté debió dirigir a varios de sus ex compañeros. Sus números no fueron malos.

En Belgrano dirigió 18 partidos con 6 triunfos, 5 empates y 7 derrotas. Además logró clasificar, por primera vez en su historia, a Belgrano a la segunda fase de un torneo internacional luego de perder 1 a 0 en la ida y vencer 2 a 0 en la vuelta a Estudiantes de La Plata.

Y le dio la mayor alegría a los hinchas piratas que pudieron ver a su equipo jugar en otro país. Coritiba fue el destino de más de 4 mil fanáticos que viajaron al partido que, encima, ganó Belgrano 2-1 con goles de Bieler y Luján. Fue el debut de Cristian Romero en la primera del pirata.

En el partido de vuelta, más de 57 mil personas colmaron el Kempes pero Coritiba, a pesar de que Belgrano empezó ganando con tanto del Taca Bieler, los brasileños lo dieron vuelta y repitió el resultado de la ida. En los penales, terminó festejando el equipo visitante.

Muchos hinchas coinciden que ese partido ante los brasileños fue el principio de la debacle del Celeste. El 20 de noviembre de 2016, Teté González fue despedido tras la derrota 2 a 1 contra Sarmiento. Era la quinta derrota en el torneo local, en 10 fechas.

El equipo estaba en el puesto 27 de 30. Lo positivo de su ciclo fue haber dejado a Belgrano en Semifinales de la Copa Argentina. El rubio DT cordobés tuvo un 42% de efectividad.

SIGUEN LAS MALAS. Al Teté González lo reemplazó Leonardo Madelón. El DT, ídolo de Unión de Santa Fe, dirigió 9 partidos, sólo. consiguió un triunfo (2-0 vs. Racing), 3 empates y 5 derrotas, sumando apenas el 22 % de los puntos. Belgrano terminó 27° de 30 equipos y sólo cosechó 26 unidades.

El elegido por la dirigencia para reemplazar a Madelón fue Sebastián Méndez.

En diciembre de 2016 de ese año, se retiró el último.idolo que tuvo Belgrano: Juan Carlos Olave.

En abril de 2017, a pocos días del debut de Méndez y de las elecciones que consagraron a Jorge Franceschi como presidente y de Olave, como director deportivo, la tristeza invadió todo Alberdi con el asesinato de Emanuel Balbo, arrojado desde la tribuna popular Willington en un clásico contra Talleres sólo con público local que terminó 1-1 pero el resultado fue lo de menos.

El hincha del Celeste murió dos días después del partido y los culpables de su muerte fueron condenados en 2019.

Por ese lamentable suceso, AFA sancionó a Belgrano a jugar varios partidos a puertas cerradas.

Luego de la sanción, la buena nueva que celebró el pueblo pirata fue el regreso a Alberdi. Con un triunfo ante San Martín de San Juan por 1-0 se inauguraba la nueva tribuna Cuellar.​

Bajo la dirección técnica de Sebastián Méndez, la B consiguió 5 triunfos, 9 empates y 7 derrotas en 21 presentaciones, el 38 por ciento de eficacia.

El pelado entrenador renunció, aduciendo problemas personales, luego de un clásico con Talleres en Alberdi que terminó 0-0,

LEVANTÓ CON LAVALLÉN. El reemplazante de Méndez fue Pablo Lavallén que debutó con un 0-4 contra Boca en la Bombonera. Pero la campaña fue buena. Los de Alberdi terminaron en el 13er lugar, con 40 puntos y, luego de la noche fatídica en la que el equipo perdió 3-2, ante Temperley, otra vez el Pirata se quedó sin entrenador.

Lavallén dirigió 21 partidos (G8-E7-P6) con un 49 % de eficacia, siendo el mejor rendimiento luego de Ricardo Zielinski.

LA DEBACLE. Para sustituir a Lavallén, los dirigentes encabezados por Jorge Franceschi, bajo la dirección deportiva de Juan Carlos Olave y el asesoramiento de Armando Pérez, trajeron a Lucas Bernardi. Cuestionado desde su anuncio como entrenador.

Bernardi dirigió al Pirata de Barrio Alberdi en 8 partidos. Ganó un sólo juego y en seis de esos 8 no hizo goles. Números tremendos que se terminaron de solidificar con el trío de derrotas ante Aldosivi (2-0), Huracán (0-1) y Talleres (3-0).

Al 2018 lo cerró Diego Osella, quien debutó como DT de Belgrano contra Banfield, la noche en la que el árbitro Fernando Espinoza le cobró, cuando terminaba el partido, la regla de los 6 segundos al arquero César Rigamonti que el equipo de Buenos Aires aprovechó y amargó a los hinchas celestes en Alberdi que esperaban un triunfo necesario.

En el receso de verano llegaron y se fueron muchos jugadores para ensayar una levantada. Llegaron Juan Patiño, Marcelo Herrera, Cristian Almeida, Marcelo Meli, Mauricio Cuero, Gabriel Gudiño,Cristian Techera, entre otros.

La sorpresa fue la venta de Matías Suárez a River, luego de que Marcelo Gallardo, DT Millonario, llamara al Oreja y lo tentara para seguir su carrera en el último campeón de la Copa Libertadores. La actitud de Suárez molestó a todo Belgrano ya que esperaban que el delantero se quede a intentar salvar al equipo del descenso.

En su reemplazo llegó Diego Mendoza, de muy flojo rendimiento.

Osella y sus dirigidos, en estos últimos diez partidos, tuvieron chances y muchas de no estar en esta triste situación de vivir un descenso tan anunciado como previsible. Pero la falta de eficacia del equipo y la endeblez anímica hicieron que se hiciera muy difícil salir de esta situación

Así, Belgrano deberá sacudirse el polvo de la derrota. Dirigentes, secretaría deportiva, cuerpo técnico y jugadores tendrán que hacerse cargo de sus responsabilidades y volver a pensar en un proyecto serio para volver cuanto antes al círculo superior del fútbol Argentino.