Dos jóvenes de 21 y 15 años debieron ser internados con quemaduras este martes por la tarde luego de la explosión de una caja de fusibles de la Empresa Provincial de Energía de Córdoba (Epec), en el Centro de Córdoba.

Los afectados son dos hermanos que se encontraban en la vereda de la avenida Colón al 150. Alrededor de las 13.30 esta caja, ubicada en una pared entre dos negocios, explotó e hirió a Celeste Reyna (21) y Alan Reyna (15).

Como consecuencia debieron ser trasladados al Instituto del Quemado donde permanecen internados. Según las primeras informaciones los jóvenes habrían sufrido quemaduras clase A y B en el rosto, brazos y piernas.