La ex del cantante negó haberle prohibido tomar contacto con el pequeño. Además dispara: "Estaría bueno que estuviera vivo y diga si realmente los que hoy dicen ser sus amigos, eran sus amigos".


A pocos días del estreno de la película de Rodrigo, el entorno familiar del “Potro” se ha vuelto cercado por las polémicas, sobre todo por el recorte que el filme hace de la vida del cordobés, en los que se narran sus días de gloria y excesos.

Además, en la previa se han producido cruces calientes y se han deslizado rumores de cómo era la relación entre Rodrigo y Patricia Pacheco, la madre de Ramiro, que era apenas un bebé cuando el músico se mató en un accidente, en junio de 2000.

Ante las versiones de que ella no le permitía ver a su hijo, la mujer dio su verdad y dijo: “Ramiro tuvo contacto con el padre desde que estuvo en mi panza. Yo me separé y me amigué muchas veces. Tuve mis razones, pero no era porque no lo amaba. Rodrigo a veces venía y otras no. Quizás, desde mi lugar, puedo decirte que podría haber estado más, pero estuvo”, contó la mujer. “Antes del accidente, Ramiro no tiene por qué saber la vida del padre, porque no la vivió. Y si la tiene que saber, tiene que ser el padre el que se lo tiene que contar. No los demás. Él lo conoce por mí, por las anécdotas que yo le conté“, cerró Patricia en declaraciones que recoge Infobae.

En otro orden, Patricia comentó sobre “los amigos del campeón” que “estaría bueno que estuviera vivo y diga si realmente los que hoy dicen ser sus amigos, eran sus amigos. La identidad es Rodrigo, es él mismo”.

Patricia y Ramiro iban en la camioneta que conducía Rodrigo, aquella noche de junio de 2000, cuando ocurrió la tragedia en la que perdieron la vida el cantante y su amigo Fernando, hijo del cómico Alberto Olmedo.




Comentarios