Nicolás Alejandro Salas Pellegrini (27), el padre de familia que salía de trabajar en Nueva Córdoba y fue embestido por un vehículo cuyo conductor aceleró y desapareció, está imputado por haber protagonizado algo similar en febrero pasado.

El 17 de aquel mes, Nicolás conducía un vehículo por barrio Alto Verde cuando se "llevó puesta" una motocicleta manejada por un joven llamado Jeremías del Prado, quien quedó grave, tendido en el suelo.

En ese momento, Nicolás aceleró y se fue sin ayudarlo, según contó en Mitre Córdoba el padre de Jeremías, Roberto del Prado: "Nicolás lo atropella con el auto. Lo tira al costado y tira la moto. Se bajó del auto, le dijo no te muevas, agarró el auto y se fue".

"A los 5 días lo encontró la Policía, gracias a que los vecinos habían tomado la patente. Sé lo que está pasando esa familia, yo lo viví", dijo el hombre, quien, de todas maneras, deseó que Nicolás se recupere del siniestro vial del que fue víctima este jueves.

Añadió que su hijo Jeremías estuvo en coma unos días, y que con el tiempo volvió a su vida normal.

Según la Justicia, Nicolás fue imputado por este episodio vial.

Nicolás fue atropellado en bulevar Chacabuco, entre Obispo Oro y San Lorenzo, en momentos en que salía de trabajar de un local gastronómico. Está internado con lesiones de consideración en el cráneo.

Los testigos apuntan a un Volkswagen Gol gris que es buscado por Accidentología Vial.