De acuerdo a datos obtenidos por este medio, es uno de los días donde más se trabaja en estos lugares. Y no precisamente vinculado con "la trampa".


El Día de los Enamorados, próximo a celebrarse el 14 de febrero en el almanaque, es una fecha que se ama o se odia, siempre de acuerdo con el cristal que uno lo mire (entiéndase si está solo o acompañado o “tiene un hueso” con el cual hacer una actividad en esa jornada tan particular).

También es una fecha sobre la cual durante los últimos años se ha volcado una estrategia de marketing destinada al consumo de regalos, eventos, ocasiones y fiestas de todo tipo, casi al nivel de otras como el Día de la Madre o del Padre.

Claramente, más allá del sentimiento que uno posea respecto de ese día, aquellos que deciden rendirse a los “brazos del amor” compran lo que sea, de acuerdo al nivel de bolsillo que posean.

Desde “costosos regalos” hasta una flor, los que deciden ir más allá con sus parejas e intentan ser originales más allá de un presente, se enfrentan a un desafío no tan simple, y que a veces es “un gol de media cancha” y otras “un pelotazo en contra”.

En ese marco, en los últimos años, se ha vuelto una tendencia hacerle caso a los consejos de las especialistas en sexología quienes recomiendan a las parejas “para avivar el fuego”, cambiar la rutina y tener “una noche de pasión” en un lugar que no sea el habitual dormitorio.

Y, ante esta situación, aquellos negocios dedicados al “amor al paso”, han sumado a su habitual clientela (aquella que busca no sólo lo express sino también lo discreto) a este nuevo segmento de parejas consolidadas, que se quieren dar “un mimo” de otra manera, en una fecha especial.

 De acuerdo con los datos obtenidos por Día a Día+Vía País, el 14 de febrero, en Córdoba, conseguir un turno en cualquiera de los hoteles alojamientos de Capital, es una cuestión de suerte o una “misión imposible”.

“Acá tenemos un total de 22 habitaciones, las cuales permanecen ocupadas todo el tiempo durante ese día, se trabaja a full”, confió el empleado de uno de estos lugares.  Y confirmó que muchos de esos clientes son parejas que buscan una “nueva experiencia” y se regalan un turno de dos horas.

El presente no es algo ​económico y al alcance de todos si uno quiere quedar bien.

Un servicio en una habitación por 120 minutos, equipadas con aire acondicionado, iluminación especial y servicio de hidromasaje, arranca desde los 700 pesos. No incluye bebida.   

Como en ​la mayoría de estos lugares no se hacen reservas sino que es “por orden de llegada”, conseguir un lugarcito para darse con el gusto suele ser complicado.

La situación se repite en al menos dos establecimientos más, uno de ellos que posee 30 habitaciones y que están ocupadas todo el Día de los Enamorados, donde confirman que “pasa lo mismo en todos lados”.

“En los últimos años viene ocurriendo lo mismo para ese día”, dijo el encargado de uno de esos hoteles.

Un dato curioso obtenido en uno de los “telos” de Córdoba: algunos trabajan con una suerte de “voucher” que venden a clientes habituales para que lo utilicen cuando crean necesario. 

Pues bien, algunas empresas adquieren estas tarjetas y se las regalan a sus empleados. Fue imposible siquiera saber de qué ramo son esas compañías.

* En este link, el listado de los hoteles alojamientos de Capital e interior.



Comentarios