Bomberos voluntarios de Icho Cruz, acompañados de móviles policiales de San Antonio, Mayu Sumaj y Cuesta Blanca trabajaban en la costa del río San Antonio para prevenir a los turistas por la llegada de una nueva crecida este domingo por la tarde.

Un breve chaparrón, de solo 15 milímetros, se precipitó sobre la cuenca alta del río San Antonio y cerca de las 18 llegó el pico máximo de crecida, que se estima en un metro y medio, afirmó Diego Concha, director de Defensa Civil de la provincia en diálogo con Cadena 3.

Toda el agua acumulada en la cuenca alta bajaba hacia las zonas de balnearios más populares de Punilla donde en una jornada calurosa miles de turistas y locales se habían congregado.

La recomendación de las autoridades es salir de los cauces del río y alejarse de las márgenes para evitar accidentes y poner en riesgo su vida.

Foto: El Diario de Carlos Paz

Mirá las recomendaciones para cuidarte en los ríos durante las crecidas