Una vez más la lluvia fue una excelente noticia para Córdoba. Es que según informó en la mañana de este martes el Gobierno provincial, las precipitaciones ayudaron a contener los focos activos  de incendios que quedaban en distintos puntos del territorio cordobés.

"La lluvia ha mejorado la situación de los incendios forestales por lo que no hay focos activos en la provincia de Córdoba. El pronóstico anuncia humedad y una baja de temperatura por lo que van a mejorar las condiciones de riesgo de incendios forestales en toda la provincia", indicaron

Por otra parte, el Ejecutivo provincial detalló que están en "guarda de cenizas y contenidos" los incendios de Capilla del Monte y en el valle de Punilla, al igual que en Villa María de Río Seco, en el norte provincial; La Granja, en el departamento Colón; y Achiras, en el departamento Río Cuarto, al sur de la provincia. En ese sentido, informaron que este martes van a seguir trabajando con 70 bomberos para controlar que no se reinicien los fuegos.

Al respecto, el secretario de Gestión de Riesgo Climático, Catástrofes y Protección Civil, Claudio Vignetta, resaltó que el cambio climático que se registra desde anoche, con "la humedad y la baja de la temperatura, mejoró las condiciones en toda la provincia en cuanto riesgo de incendios forestales".

Además, el funcionario explicó que en todos los sectores siniestrados fue incansable la tarea desarrollada por bomberos voluntarios, brigadistas de Nación, personal del Plan Provincial de Manejo del Fuego, de Defensa Civil, de la Secretaría de Gestión de Riesgo Climático, Catástrofes y Protección Civil, y efectivos de la Policía de Córdoba.

En la jornada de este martes se prevé algunas lluvias y lloviznas en las sierras de Córdoba, con el 85% de humedad y un pronóstico de temperatura máxima de 18 grados.