El agente, imputado por abuso de arma agravado, continúa en funciones. Aseguran que hay varias denuncias en su contra por hostigamiento y armado de causas.


Un policía que presta servicio en la localidad de Colonia Tirolesa, imputado por el delito de “abuso de armas agravado“, continúa en funciones. Esto ha generado malestar en parte de la comunidad, que sospecha por el armado de causas y por una serie de acosos contra jóvenes de la zona, según las denuncias presentadas.

Según señalaron algunos vecinos de Colonia Tirolesa, desde el año pasado se vienen sucediendo una serie de episodios violentos. Un aspecto en común de todos ellos: el protagonismo del oficial Sebastián Montoya.

De acuerdo a las denuncias presentadas bajo el patrocinio del abogado Tirso Pereyra, este agente figura, llamativamente, en una serie de detenciones “por resistencia” a la autoridad. Estas apuntan siempre a unos jóvenes de la zona que aseguran que este y otros policías los persiguen de manera permanente y que hasta les habrían armado causas“.

En uno de estos operativos, Montoya habría disparado balas de goma hiriendo a uno de estos jóvenes, mientras que en otras oportunidades habría vuelto a hacerlo pero sin lesionar a nadie.

Desde hace tiempo somos sistemáticamente hostigados, por el personal de la localidad de Colonia Tirolesa y en particular por parte del oficial Carlos Sebastián Montoya, a tal punto de que tememos por nuestra integridad física y por nuestras vidas”, se expresa en la denuncia.

El fiscal Guillermo González, tras la toma de diferentes testimonios y el análisis de la documentación secuestrada en el marco de esta investigación, lo imputó por el delito de abuso de arma agravado” e hizo llegar sus antecedentes al Tribunal de Conducta Policial y Penitenciario.

De acuerdo a fuentes consultadas por La Voz, el Tribunal de Conducta Policial y Penitenciario ya está al tanto de la situación y también generó un expediente administrativo.

No obstante, Montoya no quedó en situación pasiva. El jefe de la Departamental Colón lo trasladó desde la comisaría de Colonia Tirolesa a la Infantería de esa zona.




Comentarios