Con múltiples frentes, los bomberos deben lidiar con el fuego también en los campos entre la ciudad y Anisacate.


El fuego descontrolado tiene en vilo a la provincia de Córdoba. Además del severo incendio forestal en Ischilín, que se propagó en varios sectores del Valle de Punilla, hay más focos.

Por ejemplo en Alta Gracia, en los campos entre la ciudad y Anisacate, más precisamente en La Marianita y campo de la Fundación Efeta.

Así lo precisaron los Bomberos Voluntarios de Alta Gracia, que trabajan en el sector para controlar el nuevo foco ingneo. 




Comentarios