El hombre de 78 años quedó internado en terapia intensiva. La discusión se habría iniciado por un changuito que el agredido dejó mal acomodado.


Un hombre de 78 años recibió un brutal golpe en la cara y debió quedar internado en terapia intensiva luego de negarse a acomodar un changuito. Todo ocurrió el domingo pasado en la sucursal del supermercado Disco de barrio Cofico.

Al parecer, el hombre fue atacado por el guardia de seguridad del local luego de que éste le pidiera al jubilado que acomodara el changuito de compras. Ante la negativa del hombre y una dura respuesta, el seguridad le pegó dos golpes de puño en la cara, según relató la hija del hombre agredido.

La secuencia comenzó cuando el hombre, luego de realizar las compras, acercó el changuito hasta su vehículo. En ese momento el guardia le dijo que no podía hacerlo. Aún así, el hombre continuó descargando la mercadería y dejó el changuito sobre la vereda.

Ante esta situación, el empleado le habría pedido que lo lleve junto a los otros y el hombre se negó.

“Mi padre, hombre mayor, testarudo, se da vuelta y le dice: ‘No, llevalo vos, que para eso te pagan’. El guardia se le acercó y le pega con el puño en la cara. Trastabilla, se cae y se golpea la cabeza. Pierde el conocimiento”, declaró Martina Aguirre.

“La gente que estaba ahí empieza a auxiliarlo. Buscaron gasas y materiales para curarle las heridas. La verdad que hay formas y formas de actuar. Nada justifica la violencia”, agregó la mujer a Cadena 3.

Por su parte, Disco indicó a través de un comunicado que el empleado fue separado de su cargo. Además, se pusieron a disposición para que se esclarezca el hecho.

El comunicado completo:

“Debido a la información de público conocimiento sobre un altercado en una de nuestras sucursales entre un cliente y personal de la empresa de vigilancia que presta servicios en los locales de nuestra cadena, desde Disco queremos informar que: El hecho se encuentra en investigación y nuestra empresa ha puesto a disposición toda la información que dispone para que se esclarezca a la brevedad posible.

El empleado de seguridad involucrado ha sido separado del cargo de manera inmediata y ha dejado de prestar servicio hasta tanto finalice la investigación de lo ocurrido.

Por último, queremos expresar nuestro más enérgico repudio a cualquier hecho de violencia y nuestro compromiso para la resolución de este suceso”.




Comentarios