El control en la ruta es uno de los más estrictos. El Intendente señaló que el sábado fue "muy problemático".


El puesto de control sobre la ruta E-53 en el ingreso a Salsipuedes, hizo volver el pasado sábado al menos a 200 vehículos provenientes de Córdoba capital, que se dirigían a localidades de este corredor de Sierras Chicas.

Con la flexibilización en la cuarentena para reuniones familiares, apertura de restaurantes y permisos para actividades deportivas; muchas gente se trasladó en las distintas rutas. Y Salsipuedes puso un tope.

“El sábado fue muy problemático. La ruta era un caos, de ciclistas, motociclista y automovilistas. Los que van hasta Ascochinga pasan por acá. Estamos liberados pero dentro del departamento Colón”, aclaró el intendente de la localidad, Marcelo Bustos.

El control apostado al ingreso de Salsipuedes es uno de los más estrictos y permanentes de la zona, con la presencia de Policía de Córdoba, Gendarmería y Seguridad Ciudadana.




Comentarios