Una fuerte polémica explotó en los últimos días cuando se conoció que la Municipalidad de Córdoba decidió contratar a 42 abogados que formarán la figura del Promotor de Convivencia. Los mismos tendrán la capacidad de multar a quienes no cumplan el código de convivencia.

Todo esto justo se da a poco tiempo de que desde el municipio se decidiera un recorte salarial a empleados. El que salió a explicar esta decisión fue Juan Manuel Aráoz, administrador general de la Justicia municipal de Faltas.

"Es una figura que creamos en febrero donde se modernizaban los Tribunales de falta. Los inspectores municipales sancionan conductas, no hacen tareas preventivas para evitar que se llegue a infligir el código", explicó Aráoz.

Y agregó: "Fue una política pública que generamos en el comienzo de la gestión y fue consensuada con el gremio. Es una política publica trascendente".

A su vez, Aráoz también informó el salario que percibirán estos promotores: "Van a cobrar entre 20 y 40 mil pesos por un contrato de prestación de servicios. No van a cobrar horas extra, son monotributistas. No marca tarjetas sino que cumple una determinada cantidad de horas".

Por su parte, también indicó que estos empleados no ingresaron por concurso ya que eso es "para entrar a planta permanente". Y remarcó que controlarán medidas como el uso de barbijos, el distanciamiento social, la apertura de comercios.

"Lo que para algunos es obvio parece que para otros no, porque vimos bares abiertos con mesas. Se realizaron mas de 5.000 operativos en una semana", concluyó.