Las unidades de Tamse tendrán aislamiento físico para el chofer.


Mientras avanza la pandemia en Córdoba, hay servicios esenciales que no pueden detenerse como es el caso del transporte de pasajeros.

Expuestos como pocos, los choferes tendrán a partir de ahora una separación física con el resto del pasaje de los colectivos, según las nuevas medidas de seguridad que tendrán los coches de la empresa Tamse, en la ciudad de Córdoba.

Serán paneles de PVC que rodearán al conductor, que podrá estar a resguardo del contacto con los virus.

“Funciona como barrera de las secreciones respiratorias provenientes de la tos o estornudo, protegiendo de las posibilidades de contagio por contacto directo. ademas de poseer impermeabilidad”, explicó la Tamse en un comunicado.




Comentarios