El diputado por Córdoba, Mario Negri, manifestó su apoyo a las medidas dispuestas por el Gobierno central pero consideró que la declaración del estado de sitio sería una medida apresurada, en esta instancia.

"A pesar de las detenciones que se están produciendo, la gente está haciendo caso. El estado de sitio es una restricción de las libertades y, si el Gobierno lo dicta hoy, no quedan más escalones institucionales. El Presidente fue prudente en decir que eso es una cuestión de última instancia. Hoy hay margen para pedirle a la gente que obedezca", expresó Negri en declaraciones a Cadena 3.

Reiterando el consejo de aislamiento para frenar el avance del coronavirus en el país, Negri resaltó que "la Argentina no estaba preparada y eso no es culpa de nadie. Todos sabemos que los exámenes sólo se hacían en el Malbrán y que demoraban siete días para detectar qué tipo de virus es", dijo.

"El virus vino para quedarse. El pico va a tender a crecer en los próximos 45 días y, por eso, no hay que transmitir pánico. Estamos preparando al sistema de salud que tiene unas 160 mil camas entre públicos y privados", cerró Negri.