Con esta herramienta se crea un fondo de 1200 millones de pesos. Se considerará falta grave el incumplimiento de medidas dispuestas por el ministerio de Salud.


Ante la creciente preocupación por la rápida dispersión del coronavrus COVID-19, finalmente, tal y como había pedido el gobernador Juan Schiaretti, este miércoles legisladores de Córdoba aprobó la ley de emergencia pública sanitaria.

Entre los principales puntos, esta norma permite la creación de un fondo de atención y prevención por 1200 millones de pesos y declara la adhesión a la emergencia pública nacional.

A su vez, faculta al ministerio de Salud de la provincia para que dirija y organice el sistema sanitario provincial, público y privado, con el objeto de lograr una respuesta integral y efectiva a la presente situación de emergencia, mediante las acciones de contención, derivación y tratamiento, entre otras, que dicha cartera disponga.

La ley especifica que las medidas decididas desde el Ministerio de Salud durante la situación de emergencia serán de acatamiento obligatorio para los prestadores del sector privado y los financiadores del servicio de salud cuyos afiliados sean residentes permanentes en la provincia de Córdoba, como así también por los establecimientos sanitarios dependientes del ámbito municipal y comunal.

Por lo mismo, a partir de esta aprobación se considera falta grave el incumplimiento o cumplimiento parcial o defectuoso de las medidas dispuestas por el Ministerio de Salud, siendo pasibles los infractores de sanciones legales.

La ley dispone también la adhesión de la Provincia de Córdoba a la Emergencia Pública en materia sanitaria declarada por el Estado Nacional.




Comentarios